Consejo de Estado aceptó recurso de nulidad de laudo entre el IDU y constructora de TransMilenio

El Instituto de Desarrollo Urbano tuvo que pagar 14 mil millones de pesos.

La Sección Tercera del Consejo de Estado aceptó para su estudio el recurso de nulidad del laudo arbitral que condenó al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y Transmilenio S.A. al pago de 14 mil millones de pesos a la constructora que intervino el proyecto del Portal Suroriente del servicio masivo de transporte.

La Constructora pretendía que el fallo arbitral quedara en firme y que el Consejo de Estado revocara su decisión de admitir el recurso de nulidad con el argumento de que este fue radicado ante el secretario del tribunal de arbitramento y no ante el Presidente del Tribunal, como lo señala el artículo 161 del Decreto 1818 de 1998.

Por su parte, la providencia que rechazó el recurso y confirmó la admisión explicó que la misma jurisprudencia de la Corporación ha reiterado que no se afectan los principios de celeridad y economía procesal por el hecho de que se permita radicar memoriales o solicitudes ante la secretaría del tribunal de arbitramento, pues no hay norma que prohíba hacerlo.

La decisión explicó que el Decreto 1818 de 1998 no es una restricción, sino una posibilidad adicional, es decir, que también se puede radicar el recurso de nulidad ante el Presidente del Tribunal de Arbitramento.

“El despacho considera que la presentación del memorial de interposición del recurso de anulación ante el Secretario del Tribunal de Arbitramento (y no ante su Presidente) no afecta en modo alguno el trámite de dicho medio de impugnación, pues, lo que se destaca en este caso es que su presentación se hizo, también, ante quien está facultada para auxiliar a las partes y los árbitros en el procedimiento arbitral, esto es, la Secretaría del Tribunal y en el sitio convenido expresamente por las partes como domicilio en donde desarrollaría sus funciones éste, es decir, el Centro de Arbitramento y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá”, señala la providencia.