Consejo de Estado condenó a la Nación por muerte de indígena a manos del Ejército

Por estos hechos tendrán que pagar 226 millones de pesos a los familiares de la víctima.

El Ministerio de Defensa y el Ejército Nacional tendrán que pagar una indemnización de 226 millones de pesos a los familiares de un indígena que murió a consecuencia de un disparo que recibió por un soldado.

En la decisión tomada por el Consejo de Estado estudio los hechos registrados cuando el indígena de la comunidad El Rodeo, perteneciente al resguardo Cañamomo y Lomaprieta en Caldas, resultó herido en el abdomen, como consecuencia del disparo propinado por uniformados adscritos al Batallón Ayacucho de la ciudad de Manizales, lo que le causó su muerte.

El alto tribunal tuvo en cuenta los testimonios entregados por los vecinos y de los familiares que señalaron a los soldados del Ejército de ingresar a la comunidad. Luego de eso les ordenaron que se encerraran en sus casas, pocos minutos después apareció muerto el indígena.

“Está probado que los militares les indicaron a los pobladores del reguardo indígena que se encerraran en sus casas y que, minutos después, escucharon varios disparos, apareciendo luego el señor Agustín Rojas herido en el abdomen por un disparo propinado con arma de fuego”, señala uno de los apartes de la sentencia.

Por estos hechos se le ordenó a la Nación a pagar una indemnización a los familiares por los perjuicios morales y materiales causados también deberán prestarles la atención médica y psicológica que requieran así realizar “un acto público de reconocimiento de su responsabilidad”.

Igualmente se indica que con su actuación los soldados vulneraron “los compromisos internacionales asumidos por el Estado colombiano respecto de la protección del derecho a la vida y la prohibición de las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, así como el derecho a la supervivencia cultural de la comunidad indígena”. 

Temas relacionados