Consejo de Estado decretó la "muerte política" al congresista Jaime Cervantes Varelo

El alto tribunal consideró que el representante a la Cámara incurrió en la violación del régimen de inhabilidades.

La Sala Plena del Consejo de Estado decretó la pérdida de investidura para el representante a la Cámara por el Atlántico, Jaime Cervantes Varelo.

El alto tribunal consideró que el congresista violó el régimen de inhabilidades e incompatibilidades y del régimen de conflictos de intereses.

En este sentido se consideró que el congresista debía declararse impedido para participar en la discusión y aprobación de dos leyes de relacionadas con el servicio de educación.

El alto tribunal acogió los argumentos del demandante al considerar que la aprobación de dichas leyes favorecieron los intereses del congresista por medio de unos contratos para ampliar la cobertura en el municipio de Soledad, Atlántico.

En este sentido se indica que en los centros educativos privados de Soledad trabajaban familiares y parientes del congresista.