Consejo de Estado decretó la pérdida de investidura para Iván Moreno Rojas

El exsenador está implicado en el llamado 'carrusel de la contratación' y no podrá volver a aspirar a ningún cargo de elección popular

Como lo anticipó El Espectador, la Sala Plena del Consejo de Estado decretó la pérdida de investidura en contra del excongresista Iván Moreno Rojas, por su responsabilidad en las irregularidades en la entrega de contratos viales en Bogotá y otras partes del país. 

En el fallo se acogió la ponencia que solicitaba declarar la muerte política para el excongresista quien habría utilizado su investidura y posición política y social para beneficiarse con una serie de contratos viales en la capital de la República y la adjudicación de dos estaciones de servicio en el proyecto de la doble calzada Bogotá-Girardot.

El alto tribunal señaló que existen pruebas suficientes que demostrarían que el excongresista incurrió en una inhabilidad por haber utilizado su cargo para gestionar una serie de convenios ante terceros en los que resultaría beneficiado él y su familia.

El alto tribunal señaló que existen pruebas suficientes que demostrarían que el excongresista incurrió en una inhabilidad por haber utilizado su cargo para gestionar una serie de convenios ante terceros en los que resultaría beneficiado él y su familia.

Pese a que en el proceso no se logró demostrar el tráfico de influencias presentado en la demanda de pérdida de investidura, sí se indicó que utilizó su cargo como congresista para resultar beneficiados.

Esto implica de inmediato la "muerte política" lo que significa que no podrá volver a aspirar a ningún cargo de elección popular puesto que en su caso se encontró responsable de una corrupción administrativa generalizada en la asignación de contratos no solo del Distrito, sino también a nivel nacional.

Para la Corporación, lo que pasó en Bogotá con el llamado “carrusel de la contratación” fue muy grave, situación que le corresponde investigar a los entes de control y a la justicia penal.

Moreno Rojas se encuentra en la actualidad privado de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá mientras se adelanta el juicio en su contra por el llamado 'carrusel de la contratación' de Bogotá.

En la denuncia presentada se indicó que Moreno Rojas le habría exigido una participación del 6% en el valor total del contrato de la Fase III de TransMilenio, a cambio de favorecer a un grupo de contratistas, entre los que se encontraban el polémico Grupo Nule en la licitación del tramo más importante de las obras de la Calle 26 y la reparación de la malla vía de la capital de la República.

El exsenador es procesado por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, cohecho y concusión, puesto que según declaraciones de los primos Nule había un acuerdo de voluntades en el que se planeaba favorecer al excongresista y a su hermano, el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno.

En enero de 2012, la Procuraduría General lo sancionó con destitución e inhabilidad por 20 años para ejercer cargos públicos.

 

últimas noticias