Consejo de Estado dejó en firme sanción disciplinaria a exsuperintendente de Notariado y Registro

El alto tribunal consideró que el recurso de nulidad y restablecimiento del derecho fue presentado de manera extemporánea.

La Sección Segunda del Consejo de Estado dejó en firme en firme la sanción disciplinaria emitida por la Procuraduría General en contra del exsuperintendente de Notariado y Registro, Manuel Guillermo Cuello Baute por haber recibido dádivas a cambio de favorecer al notario de Montelíbano (Córdoba).

El tribunal de lo contencioso administrativo no aceptó la demanda de nulidad y restablecimiento del derecho presentada por el procesado, al considerar que fue radicada de manera extemporánea, hecho por el cual no se cumplieron los plazos establecidos por la ley.

En este sentido se manifestó que el accionante debía presentar la demanda antes del 11 de enero de 2012, reseñando se interpuso el 13 de enero de 2012 por lo que se hizo fuera del término de cuatro meses estipulado “en consecuencia operó el fenómeno de la caducidad de la acción".

Cuello Baute fue destituido de su cargo e inhabilitado por 17 años para ocupar cargos públicos por recibir dádivas a cambio de favorecer a un notario en el marco de un proceso disciplinario que se le adelantaba.

“Recibió 10 novillos a cambio de decretar la nulidad en el trámite del proceso número 381 de 2002 que se adelantaba en contra del Notario de Montelíbano, Andrés Benítez Martínez", señaló el pliego de cargos de la Procuraduría General que consideró que el funcionario incurrió en el cargo de concusión. En ese momento la falta fue calificada como grave a título de dolo.