Consejo de Estado tiene última palabra en tutelas por caso Petro

Así lo afirmó el nuevo presidente del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, magistrado Leonardo Torres.

Leonardo Torres Calderón, el nuevo presidente del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, afirmó que el Consejo de Estado tiene la última palabra en las tutelas que se han presentado por el caso de la destitución e inhabilidad a 15 años del alcalde de Bogotá Gustavo Petro. Agregó que este alto tribunal debe “dictar una sentencia que unifique la decisión a este respecto”.

El magistrado Torres explicó que en el Tribunal de Cundinamarca “no hay una norma de unificación que permita concentrar en un mismo fallo todas las decisiones” que profiere autónomamente cada una de las secciones. A diferencia del Consejo de Estado que “puede unificar cualquier asunto que sea de interés político, económico o social o de importante que considere”.

En concreto, el Tribunal no tiene la normatividad necesaria para emitir un solo fallo que responda a múltiples tutelas, como si ocurre en el Consejo de Estado. De ahí que sea esta última instancia la encargada de resolver la “tutelatón” por la destitución del alcalde Petro.

El magistrado Torres también recordó que “la tutela es un mecanismo constitucional creado para defender derechos fundamentales” y “no fue diseñada para establecer la legalidad de un proceso de elección o de destitución”.

El presidente del Tribunal de Cundinamarca añadió que “cualquier ciudadano puede interponer una tutela, los 800 mil electores de Petro pudieron hacerlo, sin embargo, la acumulación no está prevista en las normas de tutela”, explicó.

Es decir, a consideración del magistrado Torres, una acción de tutela puede proceder para proteger el derecho a elegir y ser elegidos, pero no se debe olvidar que “la intención del legislador con su creación fue proveer un elemento ágil que le permitiera a las personas acceder a soluciones cuando se le estuvieran vulnerando derechos como a la salud y a la alimentación”.

“En este caso es lógico que si el alcalde Gustavo Petro fue elegido por más de 800.000 mil votos a su favor, los electores podrían considerar que tendrían algún derecho político a buscar su permanencia”, puntualizó el presidente del Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Aun así, también reconoce que ha habido un desborde de los usuarios y los abogados con este recurso.

Torres señaló que en estos momentos “la población tiene necesidades básicas que deben resolverse” y por eso se hace fundamental retomar la discusión de la reforma a la justica. “Sí es necesario hacer una reforma en ciertos puntos para que no haya tal cúmulo de tutelas que se exagere con la tramitación excesiva de tutelas”, sostuvo.

“Yo creo que hay que pensar en las modificaciones que se habían previsto en la fallida reforma a la justicia porque la rama judicial lo necesita”, puntualizó el presidente del Tribunal, quien lleva 13 años trabajando para esa corporación y esta semana se estrenó como su presidente con una votación de 21 a 8 contra Alfonso Sarmiento.

A estas declaraciones se suman las altas cortes que preparan su propuesta de reforma a la justicia, que pretende, entre otros temas, reestructurar las herramientas para acceder al mecanismo de tutela y el cambio de los consejos seccionales de la Judicatura por un gerente para cada departamento de Colombia.

Esta propuesta sería presentada por el Consejo Superior de la Judicatura el próximo miércoles 12 de febrero ante el Congreso. Ese día se tiene prevista una reunión interinstitucional de la Rama Judicial, en la que cada presidente de las altas cortes deberá llevar su idea sobre dicha reforma, anunciada por el ministro de Justicia Alfonso Gómez Méndez.