Las consideraciones de la Corte Suprema en el caso Zuccardi

El alto tribunal pidió establecer la veracidad de una serie de conversaciones para investigar las relaciones del exfiscal General, Luis Camilo Osorio con grupos paramilitares.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia no solamente llamó a juicio a la senadora Piedad Zuccardi por sus presuntos nexos con grupos paramilitares, sino que además hizo una serie de compulsas de copias con el fin establecer la relación de un grupo de personas con dicho grupo armado ilegal.

Al estudiar los elementos materiales probatorios que fueron la base de la acusación, el alto tribunal determinó que existían méritos para pedir que se investigue al exfiscal General, Luis Camilo Osorio por los nexos que tendría con las Autodefensas Unidas de Colombia.

Para esto, tuvo en cuenta una grabación en la que intervienen el entonces comandante paramilitar Salvatore Mancuso y los congresistas Eleonora Pineda y Miguel Alfonso de la Espriella, material que será allegado a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes para que determine si existen méritos para abrir o no una investigación formal en contra de Osorio.

“De conformidad con la grabación allegada a las diligencias que contiene la conversación verificada entre Salvatore Mancuso, Eleonora Pineda y Miguel Alfonso de la Espriella, se ordena enviar una reproducción del medio magnético con destino a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes para que se investiguen los hechos en los que pudo incurrir el exfiscal General de la Nación, Luis Camilo Osorio”, precisa uno del los  apartes del documento.

Igualmente el alto tribunal compulsó copias a la Fiscalía General de la Nación para que se indague al abogado penalista Abelardo de la Espriella, teniendo como base unas piezas procesales en las cuales se hace referencia a la investigación adelantada en contra del empresario cartagenero Alfonso del Cristo Hilsaca Eljaude, el abogado Hugo Atencia, el exalcalde de Cartagena, Nicolás Curi; y el excongresista Javier Cáceres, condenado por parapolítica.

“Derivadas de esas mismas evidencias analizadas, se investigue actualmente la del Fiscal 26 delegado ante la Unidad Nacional contra el Terrorismo que adoptó la decisión preclusoria a favor del citado empresario por sus presuntos nexos con las Autodefensas, remitiendo copias de esta decisión”, precisó.

El abogado aseguró que en ningún momento tuvo relación alguna con las tres personas que participan en la conversación citada por la Corporación, indicando que le llama la atención que Hugo Atencio lo haya acusado de incurrir en irregularidades cuando defendía al empresario Alfonso Hilsaca Eljadue por lo que anunció una denuncia penal.

“De otro lado, también me parece sumamente extraño que la compulsa verse sobre la investigación adelantada en su momento contra el señor Alfonso Hilsaca Eljadue, actuación procesal rituada de acuerdo a la ley, el debido proceso y la igualdad de partes. Aún más, en la misma participó un agente especial del Ministerio Público como garante de la imparcialidad de la misma”, señala el jurista en sus consideraciones.

Para De la Espriella el hecho de ser abogado en procesos de connotación nacional trae consigo ser objeto de permanente cuestionamiento. “Sin duda, son gajes del oficio”.