Continúan los atentados en contra de líderes sociales en todo el país

En la noche del pasado sábado fue asesinado un dirigente campesino en el Meta.

En las últimas horas se registró un nuevo atentado en contra de líder social en el departamento de Nariño. Se trata de Danilo Bolaños Díaz, delegado de comunicaciones de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Nariño (Astracan) y secretario de la subdirectiva de Leiva.

El líder campesino fue atacado después de asistir al cabildo por la paz que adelanta la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc). Este hecho se suma al atentado ejecutado por un encapuchado en contra del dirigente Didier Losada Barreto, conocido con el sobrenombre de ‘Mango’ en la vereda Platanillo, municipio de Losada (Meta).

En la población de Agua Clara en el Valle del Cauca los líderes sociales han recibido amenazas al parecer por parte de grupos conformados por disidentes de las Autodefensas Unidas de Colombia. En San Vicente del Caguán (Caquetá) fue atacado Hugo Cuellar, un líder campesino, cuando regresaba a su casa luego de asistir al velorio de Erley Monroy.

El representante social recibió seis impactos de bala y su situación es delicada. Robert Escobar, director de la Unión de Organizaciones Sociales y Agrarias de San Vicente del Caguán, manifestó que en la última semana se han registrado tres ataques en contra de integrantes de dicha asociación campesina y constantes amenazas en contra de las directivas.

La Marcha Política ha manifestado que en lo corrido del año se han presentado 32 ataques en contra de líderes sociales y campesinos. Sin embargo, en las últimas dos semanas se ha presentado un aumento considerable de estas acciones tras las denuncias sobre una reagrupación de estructuras paramilitares.

Por su parte, Martha Ceballos asegura que se tienen registrados los atentados en contra de los líderes sociales por lo que piden un acompañamiento del Gobierno y las autoridades judiciales para que se dé con los responsables materiales y los determinadores de estas acciones. 

El pasado viernes el Gobierno anunció una serie de medidas para proteger la vida e integridad de los representantes y líderes sociales tras el aumento en las amenazas y atentados que han venido sufriendo en las últimas semanas, además de un fortalecimiento en las investigaciones.

“No vamos a permitir que a los representantes comunitarios los estigmaticen, porque ellos juegan un papel fundamental en la construcción de un país en paz”, precisó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo sobre la necesidad que se identifiquen los grupos que están detrás de estas amenazas y atentados.

El jefe de la cartera política indicó que “la instrucción del presidente es que se establezca plenamente el origen de estas agresiones para entrar a actuar con toda la contundencia de la justicia, de monitorear el desarrollo de las correspondientes investigaciones”.