Continuidad de Gustavo Malo en la Corte se conocería hasta el próximo año

Al aceptar la incapacidad, el alto tribunal tomaría una decisión el próximo año, pues la incapacidad del magistrado se vence el próximo 19 de diciembre y la Corte sale vacaciones un día más tarde.

Gustavo Malo, magistrado de la Sala Penal de la Corter Suprema de Justicia. Tomada de YouTube.

A no tener más opción que aceptarle la incapacidad a Gustavo Malo, la Corte Suprema de Justicia prorrogó el estudio de su continuidad hasta el próximo año. ¿La razón? porque la incapacidad del magistrado iría hasta el próximo 19 de diciembre y, un día más tarde, es decir, el 20 de diciembre, los magistrados del alto tribunal salen a vacaciones colectivas hasta el próximo 11 de enero de 2018. (Lea: Las propiedades del magistrado Gustavo Malo)

Al magistrado de la Sala Penal se le vencía su licencia este viernes, sin embargo, el jueves  presentó una incapacidad que obligó a la presidencia del alto tribunal a convocar Sala Plena extraordinaria. Así las cosas, el magistrado Fernando Bolaños continuará en el despacho de Malo hasta que la Sala Plena tome una decisión sobre el futuro laboral del magistrado investigado. En todo caso, la Corte aplazó la decisión hasta el próximo año porque en la nueva reforma al reglamento obliga a que el magistrado sea escuchado antes de tomar alguna decisión.

Desde que se conoció que Malo, supuesta ficha de Francisco Javier Ricaurte –preso por el escándalo de corrupción en la Corte–, podría estar implicado en el llamado cartel de la toga, los voceros de la Corte han hecho explícito su deseo de que él se retire del cargo mientras enfrenta las acusaciones en su contra. Malo, por su parte, ha reiterado su inocencia y ha dejado claro que no tiene interés en renunciar. (Lea: Yara Malo, hija del magistrado Gustavo Malo, afrontará su proceso judicial en libertad)

Según la declaración que rindió el exfiscal Gustavo Moreno a la Corte Suprema de Justicia, el magistrado habría trabajado para la organización. Dijo, por ejemplo, que toda la información que tenían sobre el expediente contra el senador Musa Besaile era porque él mismo se las proporcionaba -en el despacho de Malo estaba esa investigación-. Besaile admitió haber pagado 2.000 millones de pesos a cambio de no ser detenido. El senador de la U hoy está en prisión.