Tanto fiscales como ambientales

Contraloría analizará impactos por derrame de petróleo en Santander

El organismo de control manifestó que Ecopetrol ya había sido informada sobre las debilidades de su gestión en relación con el abandono, la inactividad y la suspensión de pozos.

La Contraloría encontró falencias no solo en la implementación de los planes de abandono de los pozos, sino de aquellos que han sido descritos como suspendidos o inactivos.Tomada de Blu Radio

Ante la gravedad de la emergencia ambiental causada por el derrame de petróleo en el pozo Lizama 158, en el departamento de Santander, el contralor general, Edgardo Maya Villazón, ordenó a las contralorías para los sectores de minas y energía, y medio ambiente, iniciar una actuación especial para determinar los impactos para los recursos públicos y la riqueza natural del país. (Le podría interesar: Ecopetrol debe indemnizar perjuicios por derrame de petróleo: Procuraduría)

La Contraloría realizó una auditoria a Ecopetrol, en 2016, en la que encontró hallazgos técnicos y ambientales sobre el cierre de pozos, entre los cuales se incluyó el campo La Lizama. En este informe, por ejemplo, el organismo de control resaltó la integridad de algunos pozos y encontró varias situaciones que ameritaban una atención especial por parte de la petrolera sobre el cumplimiento de normas para su cierre o para continuar con su operación.

“Debe cumplir con requerimientos para la protección de los acuíferos de agua dulce de la contaminación por migración de fluidos (...), enmarcado en el compromiso con el medio ambiente, armonía con los grupos de interés, comunidades vecinas y desarrollo sostenible de la empresa”, precisó el informe de la Contraloría dos años atrás. (Lea también: “El pozo de petróleo La Lizama está totalmente sellado”: Minambiente)

Sin embargo, el organismo de control fiscal explicó que a Ecopetrol ya se le ha informado las debilidades de su gestión en temas relacionados con el abandono, la inactividad y la suspensión de posos dentro de la operación petrolera a nivel nacional. En las auditorías, principalmente en exploración y producción, la Contraloría encontró falencias no solo en la implementación de los planes de abandono de los pozos, sino de aquellos que han sido descritos como suspendidos o inactivos, y cuyas condiciones generan alto impacto en riesgos ambientales.

Se trata de los informes de auditoría presentados entre 2013 y 2017, no solo para los campos operados directamente por la petrolera, sino aquellos que también funcionan en asociación. Entre las debilidades se encuentran falta de recursos, fallas en la integridad en los pozos, pozos con proceso de reabandono y la suspensión indefinida de pozos con 10 funcionamiento. (Le sugerimos: “No hemos ocultado información”: Ecopetrol sobre derrame de petróleo)

Cada auditoria a Ecopetrol, en los años en mención, se encontraron hallazgos con incidentes de tipo ambiental, pero también se encontró afectaciones por derrames de crudo o fluidos con causas en fallas operacionales. Las debilidades, técnicas y ambientales, se pusieron en conocimiento de las autoridades.