Julio César Guerra Tulena, fiscalmente responsable de desfalco en Sucre

La Contraloría concluyó que el exgobernador el pago de más de $2.300 millones a una IPS que presentó facturas y cobros por servicios de salud mental que nunca prestó.

Julio César Guerra Tulena habría aprobado el pago a los falsos cobros presentados por la IPS Clínica de Rehabilitación Nuevos Amaneceres. Archivo

La Contraloría General de la República encontró como responsable fiscal de un desfalco por más de $2.300 millones al exgobernador de Sucre, Julio César Guerra Tulena. De acuerdo al organismo de control, Guerra Tulena fue el responsable de avalar los pagos a la IPS Clínica de Rehabilitación Nuevos Amaneceres sin que esta haya prestado los servicios de salud mental por los que pasó cuantiosas cuentas de cobro. El fallo fiscal se da en el marco del cartel de los enfermos mentales que azotó a Sucre entre 2012 y 2015.

::Contraloría pide suspender al gobernador de Sucre::

De acuerdo a la Contraloría, la IPS que hacía los millonarios cobros era una “clínica de garaje” que contaba con un capital social de tan solo un millón de pesos, tenía entre su nómina a un médico psiquiatra con estudios en Argentina que no habían sido homologados, y falsificaba la firma y el sello de un especialista que trabajaba en Sucre, más no en dicha IPS. De igual manera, la Clínica Nuevos Amaneceres habría falsificado la lista de pacientes con trastornos de consumo de sustancias que supuestamente había atendido, y por la que hacía el recobro al departamento.

Para la Contraloría, Guerra Tulena incurrió en una conducta “gravemente culposa”, ya que avaló los pagos a la IPS en cuestión sin verificar que los servicios fueran efectivamente prestados. El exgobernador habría faltado a su deber de “garantizar la administración y debida utilización de los recursos destinados a la salud”, ya que no supervisó que estos dineros fueran destinados correctamente al fin que decía el reclamante. El ente también encontró como responsable a dos exsecretarios de Salud del departamento, ya que tampoco hicieron la labor de fiscalización.

::Imputarán cargos a Julio César Guerra Tulena por contrato para cartillas escolares::

Dentro de las investigaciones adelantadas por la Contraloría, Ernesto Bladimir González, propietario de la IPS Nuevos Amaneceres, aceptó que había pagado una cantidad de dinero, no revelada por el ente de control, para que su clínica fuera habilitada para prestar los servicios de atención psiquiátrica y rehabilitación para pacientes con cuadros de farmacodependencia. El dueño del centro médico también confesó que desde la Secretaría de Salud le habrían pedido contratar a Arnovis Banda, un especialista con estudios en Argentina que no habían sido homologados en el país.

Ya que Banda no podía ejercer en Colombia, según González, tuvieron que falsificar la firma y sello del especialista en psiquiatría Gustavo Adolfo Zambrano, que no tenía ninguna relación contractual con la IPS. El dueño de Nuevo Amaneceres también dijo que de esta situación tenían conocimiento en la Secretaría de Salud, entidad que no realizaba las verificaciones de las cuentas de cobro que presentaba.

::Descubren “cartel” de enfermos mentales en Sucre, con varios pacientes y psiquiatras de papel::

Por este desfalco a las finanzas de Sucre, la Contraloría determinó que Guerra Tulena y los demás responsables solidarios encontrado dentro de las indagaciones tendrán que asumir el pago de $2.723 millones, los cuales tiene que salir de su propio bolsillo. Por este mismo caso, Ernesto González Espino fue condenado a pagar 10 años de prisión en 2018. De acuerdo a la Fiscalía, González fue el responsable, entre 2012 y 2015 de radicar los falsos cobros por hospitalización de pacientes con enfermedades mentales.

869953

2019-07-08T18:32:26-05:00

article

2019-07-08T19:45:07-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Julio César Guerra Tulena, fiscalmente responsable de desfalco en Sucre

73

4029

4102