En Mapiripán, Meta

Contraloría pide que se investigue a Poligrow por acumulación de baldíos

El informe de la Contraloría señala que la empresa palmera, presuntamente, obtuvo más de 5.000 hectáreas de origen baldío de manera anómala.

El empresario italiano, Carlo Vigna Taglianti, llegó a Colombia en 2008. Desde entonces es el director de Poligrow en el país. Óscar Pérez

Tres predios en donde hoy hace presencia la empresa palmera Poligrow en Mapiripán (Meta), pasaron a ser parte de la lista de 33 casos en los que, según la Contraloría General de la República (CGR), se habrían adquirido de manera irregular. Según el informe del ente contralor, la firma italoespañola habría acaparado ilegalmente 5.577 hectáreas. (Le podría interesar: Carlo Vigna Taglianti, director de la multinacional Poligrow, va a juicio)

Los predios en cuestión fueron identificados por la CGR en 2014. El ente contralor señaló en su momento que Poligrow superó la Unidad Agrícola Familiar, que en esa zona del país esta en 1.800 hectáreas. Además, se advirtió que la multinacional adquirió los predios Macondo 1 y Macondo 2 el 26 de enero de 2009 por un valor de $1.561 millones. Sin embargo, señaló el propio ente contralor, 10 años atrás los predios tan solo están avaluados en $12,4 millones cuando fueron adquiridos por personas naturales.

El otro pedio en el que la Contraloría puso la lupa fue Macondo 3. La Contraloría aseguró que el terreno fue adquirido el 21 de julio de 2008 por Poligrow por algo más de $780 millones. La CGR señaló que “el valor del predio se incrementó en un 7 % en seis años, por cuanto anteriormente fue objeto de compraventa por una persona natural el 20 de agosto de 2002” por cerca de $11 millones.

Los tres predios cuestionados por la CGR, los cuales fueron adjudicados -según la CGR- por el Incora durante 1988 y 1989, fueron adquiridos por Poligrow por un total de $2.340 millones de pesos. A su vez, el ente contralor aseguró que este caso, junto con otros 32 casos de presunta acumulación irregular de terrenos, fueron trasladados ante la Fiscalía y la Procuraduría para determinar si existen responsabilidades penales y/o disciplinarias.

Otros líos de Poligrow

El Espectador dio a conocer el pasado domingo que El director de Poligrow, Carlo Vigna Taglianti, está citado por el próximo 18 de mayo para que se de inicio el juicio en su contra. La Fiscalía lo señala de ser es uno de los responsables de un fraude que se habría gestado para conseguir tierras en Mapiripán (Meta). El empresario italiano, como representante legal de Ita Aceites, se habría adueñado de 1.000 de una finca y que, presuntamente, pertenecían a un tercero

Además, hace dos meses, por daños ambientales en Mapiripán, Poligrow recibió una sanción de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área Especial de la Macarena (Cormacarena). Según esa autoridad ambiental, Poligrow se aprovechó de las aguas superficiales de la fuente Caño Macondo para uso doméstico e industrial. Cormacarena comprobó que esas aguas estaban siendo utilizadas “en beneficio de la planta extractora de aceite de palma y de las actividades domésticas de los predios Macondo I y II sin contar con la debida concesión de aguas” para ser aprovechadas.

Cormacarena también evidenció que la empresa arrojaba las aguas residuales industriales generadas por su planta extractora de aceite de palma, y de los lixiviados del área de compostaje a un relicto de bosque de galerías y moriches, sin contar con los permisos de vertimiento. Cormacarena le impuso a la multinacional una sanción de $47 millones y una sación accesoria para de restitución de 180 morichales en la zona afectada por el daño ambiental ocasionado.

Carlo Vigna Taglianti le aseguró a este diario que ya pagaron la sanción a Cormacarena. También señaló que la empresa no ha iniciado la siembra de los morichales ya que la empresa presentó a esa autoridad ambiental un recurso de reposición en contra de la medida impuesta por esta misma. El empresario italiano también dijo que el otro motivo por el que no se ha iniciado la siembra es que ese proceso inicia con una actividad de previvero y vivero, fases que durarían varias semanas. 

[email protected]