Contratista Julio Gómez llegó a un preacuerdo con la Fiscalía

Uno de los hombres claves en el escándalo de la contratación devolverá más de 12 mil millones de pesos.

El polémico contratista Julio Gómez alcanzó un preacuerdo por la Fiscalía por los delitos de peculado por apropiación, concierto para delinquir e interés indebido en la celebración de contratos en el proceso que se le adelanta por el llamado carrusel de la contratación.

En el preacuerdo que será presentado ante un juez de garantías este miércoles 2 de noviembre, Gómez se compromete a devolver más de 12.400 millones de pesos a modo de reparación, dinero que recibió como anticipo de los contratos para la reparación de la malla vial en Bogotá y que fueron el centro de atención de la polémica debido a sus notables atrasos.

De ser aceptado, el contratista se convertirá en testigo clave en los procesos que se adelantan contra el suspendido alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas; su hermano, el congresista Iván Moreno; el excongresita Germán Olano y el excontralor distrital, Miguel Ángel Moralesrussi.

Sin embargo, seguirá en su contra el proceso por el delito de fraude procesal, puesto que no lo aceptó señalando que no adulteró ningún tipo de documentos para recibir los contratos por parte del Distrito.

En el caso del otro gran contratista de Bogotá, Emilio Tapia por ahora no se ha logrado concretar una negociación.