La coronel que demandó a la Policía Nacional por acoso laboral y sexual

La oficial aseguró que fue sometida a humillaciones y degradaciones en la Institución por parte de sus superiores.

La coronel (r) Adriana Calle recuerda con tristeza el momento en el que sus superiores le pidieron el retiro de la Policía Nacional. Para la oficial en ese instante se le desconocieron todos sus derechos fundamentales y se le degradó “como mujer, oficial y madre”, situación que se sumaba a los tratos indignos que sufrió durante cerca de dos años.

La vida de la coronel tuvo un giro de 180 grados cuando fue trasladada a la Dirección Nacional de Escuelas. A su llegada evidenció falencias de servicio e irregularidades las cuales fueran puestas en conocimiento al director de la Unidad, el general Édgar Orlando Vale Mosquera quien de manera sorpresiva le solicita que no investigue más sobre el tema.

“No solamente no hace nada, sino que me ordena retirar oficios, que jamás le vuelva a presentar esos oficios, que no investigue nada. Me amenaza con un ascenso que tendría al otro año y desde ahí empiezo a vivir un horror, unas circunstancias totalmente anómalas que duran dos años”, precisó.

La coronel aseguró que fue víctima de un acoso laboral y sexual por parte del general Vale. Esta situación la obligó a presentar la queja ante el entonces director de la Policía Nacional, Óscar Naranjo pero solamente encontró oídos sordos. “Fui víctima de unas degradaciones que no se le han hecho a un oficial en las fuerzas armadas en su historia donde se desconoce mi antigüedad y mi grado”.

Tras la reunión con el general Naranjo la situación empeoró, los acosos aumentaron y la degradación fue mayor. Le nombraron como superiores a uniformados que llevaban menos tiempo que ella en la Institución y con menos experiencia, desconociendo así su carrera dentro de la Policía.

“Se me desconoció un sitio de trabajo, no tenía los recursos para poder desempeñarme durante dos años, acosos permanentes, se me estaba chantajeando con un ascenso y con la permanencia en la Policía con el término ‘pórtese bien conmigo’”. Para la coronel lo que pasó con ella no tiene ningún tipo de antecedentes.

Cuando estaba adelantando un periodo de adopción con el ICBF fue llamada a calificar servicios desconociendo la figura de estado de embarazo homologado y la protección que le debían dar la Policía. Por estos hechos presentó una demanda administrativa en contra de la Institución en el año 2012.

Este jueves el juzgado 53 administrativo de Bogotá escuchó las declaraciones del exdirector de la Policía Nacional, general (r) Óscar Naranjo y el general (r) Édgar Orlando Vale. Se espera que en marzo de 2017 se tome una decisión de fondo en este caso.