Coronel Ramírez rechaza acusaciones en su contra por "complot" a Vargas Lleras

Aseguró que nunca recibió órdenes de la familia Uribe Vélez para investigar o perseguir a un funcionario.

Por medio de un comunicado el coronel de la Policía, Eduardo Ramírez Rozo negó las acusaciones hechas en los últimos días por el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, por su presunta participación en un supuesto plan para desprestigiarlo y vincularlo con grupos paramilitares.

En la extensa carta, el uniformado que se desempeña como jefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe, aseguró que no tiene atribuciones o funciones para adelantar investigaciones contra ningún funcionario público o civil, añadiendo además que tampoco puede solicitar pruebas o recolectar testimonios, ni por voluntad propia “ni bajo dirección de de autoridad judicial o disciplinaria alguna”.

Igualmente aprovechó la oportunidad para asegurar que nunca ha recibido una orden del expresidente Uribe ni de ningún miembro de su familia para iniciar alguna investigación contra una persona.

"Jamás el señor ex presidente Álvaro Uribe, su hermano Santiago Uribe, o cualquier otro miembro de su familia, me han solicitado, exigido o siquiera sugerido averiguación o actividad en contra de persona alguna", precisó el oficial.

Pese a que en su denuncia ante la Fiscalía General el pasado jueves el ministro Vargas Lleras no hizo mención completa del nombre o cargo del coronel que según él está detrás de un “compot” en su contra, el uniformado precisó que “Ramírez es un apellido bastante común en nuestro país y por ende entre los miembros de la Fuerza Pública”.

"La mención del apellido 'Ramírez' hecha por el señor ministro Vargas Lleras debe corresponder a persona diferente a mí, o en su defecto a error inducido en la información que manifiesta haber recibido", puntualizó el oficial.

Por último señaló que fue la Policía Nacional la que lo designó como coordinador de seguridad del exmandatario.