Los hechos ocurrieron el 4 de agosto de 2013

Coronel Sánchez, investigado por asesinato del primo del senador Cepeda, fue separado de su cargo

Sin embargo, y de acuerdo con la Policía, el uniformado continuará vinculado a la institución pero en otra dependencia.

La Policía aseguró, en su momento, que Ocampo Cepeda iba armado con una pistola 9 mm marca Taurus.Archivo particular.

El subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, coronel William Sánchez, fue separado de su cargo mientras la Fiscalía adelanta la investigación por su presunta participación en el asesinato de Francisco Javier Ocampo Cepeda, primo del senador Iván Cepeda, el 4 de agosto de 2013. Sin embargo, la institución confirmó que Sánchez seguirá vinculado a la Policía pero desde otra dependencia. (Le podría interesar: Volvieron a Cali siete de los 13 policías señalados de asesinar al primo del senador Iván Cepeda)

El coronel Sánchez, quién actualmente se encuentra en liberad, es investigado por cambiar la versión del homicidio y alterar la escena del crimen del profesor Ocampo Cepeda. Inicialmente, la tesis de la policía era que ese día un grupo de uniformados trató de requisar a unos jóvenes y que ellos no lo permitieron. Esto, agrega la institución, produjo una balacera y como consecuencia “el delincuente que le disparó (a un patrullero que luego murió) fue dado de baja en el enfrentamiento”.

En ese momento, la Policía aseguró que Ocampo Cepeda no sólo iba armado con una pistola 9 mm marca Taurus, sino que también llevaba en un maletín un panfleto a nombre de Los Rastrojos. No obstante, cuatro años después, la Fiscalía colocó en entredicho esa versión, al asegurar que Ocampo Cepeda fue asesinado por un policía y otros uniformados, y para encubrirlo se pusieron en la tarea de alterar la escena del crimen. (En contexto: Muerte de Francisco Javier Ocampo, un crimen sin resolver en Cali)

Fue por eso que la Fiscalía inició una investigación formal en contra del coronel Sánchez y otros 12 miembros de la Policía que habrían participado en esos hechos. En la audiencia, al Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado y alteración de la escena del crimen, seguido de la solicitud de medida de aseguramiento. Pero, al revisar los argumentos de las partes, el juez los dejó en libertad al considerar que los uniformados no obstruirán la investigación, y cuestionó la contundencia del material probatorio presentado por el ente investigativo.

“El doctor Ocampo Cepeda no tenía que aparecer muerto como apareció, embadurnado, una víctima no se embadurna a sí misma, ¿o sí? Con armas de fuego que la Policía tomó, que nunca colocó a cargo del CTI o de alguna policía judicial. Son elementos que llevan a pensar y a definir con la Fiscalía que realmente ahí se presentó una ejecución extrajudicial”, dijo en la imputación de cargos el abogado que representa a las víctimas, Danilo Guarín.