Por caso de corrupción en la Corte Suprema de Justicia

Corte abre indagación a los representantes Nilton Córdoba y Argenis Velásquez

El exfiscal anticorrupción, Gustavo Moreno, quien se encuentra colaborando con la justicia antes de ser extraditado a Estados Unidos, mencionó en sus declaraciones a los representantes a la Cámara de haber participado en el escándalo de corrupción en el alto tribunal.

Nilton Córdoba y Argenis Velásquez, representantes a la Cámara.Archivo particular.

La Corte Suprema de Justicia abrió indagación preliminar contra los representantes a la Cámara, Nilton Córdoba y Argenis Velásquez, por sus presuntos nexos en el escándalo de corrupción en el alto tribunal. La decisión, tomada por la Sala de Instrucción N°2 de la Sala Penal, tiene que ver con las declaraciones que ha rendido el exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, como parte de su colaboración con la justicia antes de ser extraditado a los Estados Unidos. (Lea: ¿Hasta dónde llegó la corrupción en la justicia?)

De acuerdo con las declaraciones de Moreno, los representantes a la Cámara habrían pagado dinero para que les “ayudara” en procesos penales en su contra. En su momento, la revista Semana dijo que Moreno le contó a la Corte que Nilton Córdoba pagó $200 millones al magistrado auxiliar, Camilo Ruiz, para evitar una orden de captura. Dos de los cinco procesos que el alto tribunal tiene en contra del representante Córdoba, están en el despacho del magistrado Gustavo Malo, quien se encuentra en una licencia no remunerada que está próxima a vencerse.

Moreno, quien seguirá declarando esta semana en la Corte Suprema, agregó que el exmagistrado Francisco Ricaurte –hoy preso en la cárcel La Picota por estos mismos hechos fue el que le dijo a Nilton Córdoba que su captura era inminente y que debían empezar a trabajar, y fue él quien sugirió pedirle ayuda al exmagistrado auxiliar Ruiz para intervenir en el proceso, en relación con las supuestas irregularidades en la construcción de un proyecto cuando estuvo en la alcaldía del Medio Baudó.

“Camilo (Ruiz) sabe que yo tengo oficina con Pacho (Ricaurte) y le digo: ‘Camilo necesitamos que nos ayude porque la idea es que no capturen a Nilton. Él me responde: ‘Yo ayudo pero ayúdenme’. Entonces se pactan con Camilo $200 millones que me entrega Nilton Córdoba y yo le entrego a Camilo Ruiz. Era para que no resolviera situación jurídica con detención”, explicó Moreno en su declaración ante la Corte.

Después de una negociación entre Córdoba y Ricaurte, el exfiscal aseguró que el congresista terminó pagando $460 millones, de los cuales $260 millones habría recibido el exmagistrado Ricaurte. En respuesta a estos hechos, Córdoba le dijo a Semana que sí habló con Moreno y que este le pidió $1.200 millones pero no para el cartel de la toga –como se denomina este caso– sino para que ejerciera su legítima defensa. (Lea: Exmagistrado auxiliar denunció a José Reyes por injuria y calumnia)

Moreno explico, en el caso de Argenis Velásquez, que este había sido distinto al de los senadores Álvaro Ashton y Musa Besaile, ambos involucrados por haber pagado dinero al cartel de la toga. Moreno, al parecer, le pidió $380 millones para que este ejerciera su defensa ante un caso en la Corte Suprema. “En este caso estaba lista la captura, había prueba para ello. Francisco (Ricaurte) me dice que si no reestructuramos, la capturan. Entonces hicimos lo mismo, demorar, dilatar, practicar unas pruebas para buscar que le resolvieran sin detención”, explicó el exfiscal.

En este caso, el papel de Camilo Ruiz habría sido clave pues, supuestamente, fue él quien, después de hablar con Moreno, no emitió la orden de captura. El caso entre la representante y el cartel terminó de manera abrupta, pues Ricaurte le habría pedido más de $800 millones, dinero que, según el exfiscal, no podía pagar. Moreno le confesó a la Corte que no sabe cuánta plata alcanzó a pagar Argenis Velásquez, pero que era probable que parte de esa suma la hubiera recibido Ruiz. Después de este caso, dice Semana, Ruiz salió del alto tribunal.