Corte advierte que aerolíneas no pueden vetar a pasajeros

Ante esto ordenó retirar las llamadas listas de "viajeros no deseados".

Al considerar que se afecta el acceso al servicio público esencial de transporte aéreo, al Corte Constitucional ordenó a las aerolíneas retirar las llamadas listas de viajeros no deseados.

El alto tribunal consideró que estas empresas no tienen la facultad de “vetar” a los pasajeros de por vida para acceder a ese servicio puesto que va en contra de la Constitución Política de Colombia.

“Las empresas que prestan servicios públicos tienen un ámbito limitado de ejercicio de las actividades económicas. De la misma forma la realización de una lista de viajeros no conformes, vulnera el derecho al habeas data”, señaló.

En este sentido se consideró que las aerolíneas tienen “la obligación de prestar el servicio de trasporte a menos de que haya justificación legal para negarse a hacerlo".

Sin embargo, a los pasajeros que protagonicen algún tiempo de alteración solamente se les puede negar su admisión al vuelo correspondiente o se los podrá entregar a las autoridades después del aterrizaje “pero no se les podrá negar el servicio de transporte en el futuro”.

Esta decisión se tomó después de amparar los derechos de un ciudadano que en de diciembre del 2011 protagonizó un altercado con los empleados de una aerolínea colombiana.

Ante esto la empresa tomó la decisión de no transportar al pasajero por el término de un año y lo incluyó en su lista de viajeros no conformes al considerar que el hombre en ese momento se encontraba en estado de embriaguez y “actuó de forma violenta al empujar, gritar y ofender a los colaboradores de la Aerolínea cuando estos le informaron que el vuelo que quería abordar se encontraba cerrado".

Por estos hechos la Corte advirtió que la Aerolínea “adoptó una decisión de negación del servicio sin tener competencia para ello, (...) por lo tanto, se está ante una evidente vulneración del debido principio de legalidad, propio del debido proceso, en tanto la empresa accionada se arrogó facultades que no le han sido conferidas por el ordenamiento jurídico".

Para esta decisión tuvo en cuenta los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia, RAC, "disponen una regla particular, consistente en que en ningún caso la admisión del pasajero puede negarse a partir de razones que impliquen discriminación de tipo racial, político, religioso o de cualquier otra índole".
 

Temas relacionados