Corte Constitucional avala adopción de menor por parte de pareja homosexual

Se trata de un fallo histórico para el país. Este aval sólo servirá para los casos en los que uno de las demandantes sea la madre o el padre biológico del menor.

Ana Leiderman y Verónica Botero / Archivo particular

Este jueves la Sala Plena de la Corte Constitucional, en un fallo histórico, aprobó la adopción de una menor por parte de una pareja homosexual. El alto tribunal falló una tutela a favor de Ana Leiderman y Verónica Botero teniendo en cuenta que una de ellas es la madre biológica de la niña.

Este aval sólo servirá, entonces, para los casos en los que uno de las demandantes sea la madre o el padre biológico del menor, y aunque este fallo no cobija a toda la población LGBTI sí servirá de precedente para casos venideros.

La Corte, acogiendo la ponencia del magistrado Luis Guillermo Guerrero con seis votos a favor y tres en contra, defendió el derecho de los infantes a crecer en un núcleo familiar.

La ponencia a discutir giraba en torno a la titánica lucha de Ana Elisa Leiderman y Verónica Botero quienes ante la imposibilidad de formalizar su matrimonio en Colombia, en noviembre de 2005 firmaron su unión civil en Núremberg, Alemania. Dos años después la pareja inició el proceso para que Ana Elisa Leiderman fuera inseminada artificialmente con un esperma donado por una persona conocida por la pareja. Años después las mujeres se radicaron en Colombia y Leiderman dio a luz el 4 de febrero de 2008 en Medellín. Después de haber documentado ante una notaría su unión marital de hecho, el 6 de enero de 2009, Verónica Botero presentó solicitud de adopción ante la Defensoría de Familia de Rionegro.

Durante el proceso, luego de la negativa de adopción por parte del ICBF y dos vistos buenos que le concedieron el derecho en un juzgado de Medellín y el Tribunal Superior de Antioquia, la Procuraduría General de la Nación se pronunció y dio un concepto ante la Corte Constitucional en el que advertía que la adopción no es un derecho de los adoptantes y que estos deben constituir una familia heterosexual.

Al contrario del Ministerio Público, el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, abogó días atrás por el derecho de parejas homosexuales a adoptar. "Hay familias que tienen las comodidades de adoptar niños que se encuentran en difícil situación. ¿Cómo prohibirle a unas personas con una inclinación sexual diferente que puedan darle educación y dedicación a esos niños?", dijo.

Un año atrás de este histórico fallo, la Corte Constitucional dejó en firme la adopción de dos hermanos por un estadounidense declarado homosexual. Se trataba del primero de este tipo que favorece a una persona de esa condición sexual.

Esta semana, cuando la discusión copaba la agenda del país, entidades del Gobierno se pronunciaron a favor de la adopción por parte de parejas del mismo sexo. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, indicó estar de acuerdo con dicha adopción y el Ministerio de Salud descartó que hubiera riesgos para el bienestar de los menores criados por parejas gay. "La orientación sexual de los padres es, en general, indiferente para el desarrollo cognitivo y social de los menores", indicó en un informe enviado a la Corte Constitucional.