Corte Constitucional le sale al paso al general (r) Uscátegui en su intento de hacer política

El exalto oficial, condenado por la masacre de Mapiripán, interpuso una tutela alegando que, al no poder elegir y ser elegido, se estaban vulnerando sus derechos políticos. La Corte declaró “improcedente” su recurso.

El general (r) Uscátegui está en libertad condicionada, pero la sentencia en su contra sigue vigente. Archivo El Espectador

El general (r) Jaime Humberto Uscátegui, condenado a 37 años de prisión por la masacre de Mapiripán y quien goza de libertad condicional por haberse sometido a la Jurisdicción Especial para la Paz, entuteló a la Registraduría Nacional porque, como parte de su condena, no podría votar en las próximas elecciones. El caso escaló a la Corte Constitucional que, con ponencia del magistrado Luis Guillermo Guerrero, rechazó el recurso del alto oficial en retiro.

(Lea también: General (r) Uscátegui: ¿ofrecerá verdad a las víctimas o enfrentará prisión?)

Según la tutela de Uscátegui, sus derechos políticos fueron vulnerados “por no haber sido inscrito su documento de identidad en el censo electoral” para votar o postularse a cargos en las elecciones regionales de octubre próximo. El alto oficial (r) consideraba que su sometimiento a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) lo ponía en “circunstancias similares” a los integrantes de las Farc que firmaron el Acuerdo y que sí participan en política.

Aunque ya en primera instancia un juzgado había negado las pretensiones de Uscátegui, la Corte Constitucional revisó el expediente y declaró la tutela “improcedente”. El fallo, conocido por este diario, señaló que el general en retiro “lo que verdaderamente pretende (…) es obtener la rehabilitación inmediata en la interdicción de derechos y funciones públicas que se le impuso por el término de diez años”. Es decir, para la Corte, el general (r) quería que se levantaran los términos de su condena, cuando está aún está vigente.

(Le puede interesar: Entrevista al general retirado Jaime Uscátegui sobre la masacre de Mapiripán)

La Corte le respondió al general (r) Uscátegui, entonces, que ni la tutela es el mecanismo para que se levante su condena, ni la justicia ordinaria es el camino. Por un lado, porque su expediente por homicidio agravado y secuestro agravado —por sus omisiones en la masacre de Mapiripán— está en la JEP, entonces solo le compete a la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la justicia especial conocer y decidir sobre lo que pide el alto oficial (r). Pero también, porque no se advierte que su privación de ejercer sus derechos políticos le traiga un “perjuicio irreparable”.

(Lea también: El general (r) Uscátegui se juega ante la JEP la última carta que tiene)

La sentencia, cuyo ponente fue el magistrado Luis Guerrero, reconoce la diferencia que señala Uscátegui entre los comparecientes de las Farc que están participando en política y los militares condenados. Sin embargo, señala el alto tribunal que esta diferencia se basa en que los miembros de la Fuerza Pública deben ser “garantes de los derechos fundamentales y de la institucionalidad en general” mientras los excombatientes estaban fuera de la legalidad.

873642

2019-07-31T09:43:22-05:00

article

2019-07-31T11:16:42-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Judicial

Judicial

Corte Constitucional le sale al paso al general (r) Uscátegui en su intento de hacer política

95

4201

4296