Corte dejó en firme condena contra militares por "falso positivo" en Meta

El alto tribunal no aceptó el recurso de casación presentado por la defensa de los miembros del Ejército Nacional.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso de casación presentado por la defensa de los miembros del Ejército Nacional que fueron condenados por su responsabilidad en un hecho de ‘falso positivo’ registrado en el municipio de Puerto Lleras, Meta.

Ante esto, quedó en firme la sentencia emitida en contra de los uniformados por el delito de homicidio en persona protegida tras presentar a un joven de 17 años como persona muerta en combate en hechos registrados el 25 de mayo de 2000.

El alto tribunal no aceptó los argumentos esgrimidos por los abogados defensores que indicaron que no existía ningún testimonio que implicara directamente a los militares con los hechos puesto que nunca fueron identificados, ni se presentó un dato preciso de la víctima.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia manifestó que los testigos no incurrieron en ninguna contradicción en sus declaraciones y que pese a que no se dio un nombre exacto de los militares se pudo establecer su participación en los hechos.

“Es inocultable que los testigos en momento alguno señalaron por sus nombres a los miembros del Ejército que por la fuerza se llevaron al referido ciudadano. Pero a través de su dicho se sabe que el día de los hechos desde tempranas horas hasta el mediodía el sector estuvo bajo el dominio de la Fuerza Pública, precisa uno de los apartes de la decisión.

Igualmente se tuvo en cuenta los testimonios que indicaron que “unas horas después el propio Ejército el cuerpo del joven, es decir, que se lo llevaron con vida dentro del casco urbano de Puerto Lleras y pasadas un par de horas dentro del mismo perímetro entregaron su cadáver”.

Los hechos se presentaron cuando el joven se desplazaba en una motocicleta, portando un arma de fuego y víveres para una tienda que tenía en el caserio 'Caño Rayado' quien fue retenido por un grupo de militares que lo bajaron del vehículo y se lo llevo con rumbo desconocido.

Pocas horas después, se informó sobre el hallazgo de un cadáver con múltiples impactos de bala que el Ejército había reportado como muerto en combate y que luego fue reconocido por sus familiares.