Corte le solicitó a la Procuraduría realizar un seguimiento en procesos relacionados con la Vía de la Prosperidad

El alto tribunal levantó las medidas provisionales por medio de las cuales se le adjudicó a un consorcio el contrato.

La Corte Constitucional declaró improcedente la tutela promovida por el Consorcio Ribera Este al revocar el fallo emitido el 25 de octubre de 2013 por el Tribunal Superior de Barranquilla contra el proceso de licitación en el que se adjudicó el proyecto de la Vía de la Prosperidad que comprende a los municipios de Palermo – Sitio Nuevo – Remolino – Guaimaro en el departamento del Magdalena.

El alto tribunal levantó la medida provisional de suspensión emitida el 12 de agosto de 2013 por medio del cual se le adjudicó al consorcio anteriormente citado el contrato objeto de la polémica licitación pública que buscaba el mejoramiento de la vía.

El alto tribunal instó a la Procuraduría General para que realice un “estricto seguimiento” y si es menester intervenga en los otros procesos judiciales que se adelantan en la jurisdicción contenciosa administrativa por este proceso licitatorio.

La Corporación exhortó al Ministerio Público a que nombre un delegado para que adelante el seguimiento técnico, administrativo, financiero, contable y jurídico para el cumplimiento efectivo del contrato suscrito entre el Departamento del Magdalena y el Consorcio Ribera Este.

Igualmente le solicitó a la Contraloría General para que adelante una revisión, dentro de sus competencias constitucionales y legales, de la debida ejecución del susodicho contrato con el fin de evitar irregularidades durante su ejecución.

Por las presuntas irregularidades en el proceso licitatorio la Procuraduría General adelanta una investigación en contra del gobernador del Magdalena y otros funcionarios de su administración.