Corte ordenó reubicación de 17 familias que invadieron predio en el sur de Bogotá

El alto tribunal manifestó que se debe amparar el derecho a la vivienda digna.

Con el fin de amparar los derechos fundamentales de las familias, la Corte Constitucional le ordenó a la Caja de Vivienda Popular que cree y ejecute un plan para la reubicación de 17 familias desplazadas.

En la decisión judicial se advierte que estas personas habitan en la actualidad en un colegio abandonado ubicado en el barrio Guacamayas en el sur de Bogotá, el cual no cuenta con las normas simoresistentes exigidas.

Sin embargo, hace poco tiempo se presentaron serios inconvenientes puesto que dicha edificación fue adquirida por la Caja de Vivienda para la construcción de unas casas de interés social.

El órgano acudió ante un juzgado para adelantar el respectivo desalojo de las familias, argumentando que la Contraloría le había solicitado recuperar la edificación, ocupada desde 1976 por 20 personas, por estar ubicada en una zona de alto riesgo de derrumbe.

Pero la Corte Constitucional ordenó anular el desalojo con la condición de que se puede reanudar únicamente cuando las familias que allí habitan sean reubicadas puesto que se les está violando el derecho a una vivienda digna.

La orden del alto tribunal señala que en los próximos cinco días la Caja de Vivienda tiene para hacer el censo de dichas familias y un mes para iniciar el proceso de reubicación.