Corte pide “prioridad y rigor” en homicidio de testigo en caso Uribe-Cepeda

El testigo se había retractado en la investigación por parapolítica que se adelanta contra el exgobernador Luis Alfredo Ramos. La Corte, que pidió proteger su vida, ahora pide una investigación inmediata para esclarecer el homicidio perpetrado el pasado sábado.

Carlos Enrique Areiza Arango fue asesinado el pasado sábado en Bello (Antioquia). Archivo particular.

“En atención al reciente homicidio de Carlos Enrique Areiza Arango, del que dan cuenta los medios de comunicación, la Sala de Casación Penal manifiesta profunda preocupación, pues este testigo había expresado en sus declaraciones serios temores ante el riesgo que corría por su vida, por lo cual la Corte pidió oportunamente a las autoridades extremar las medidas de seguridad para su protección”, con estas palabras, consignadas en un oficio dirigido al fiscal Néstor Humberto Martínez, la Corte Suprema de Justicia pide una investigación inmediata para esclarecer los móviles de este homicidio.

El exparamilitar Carlos Enrique Areiza Arango, según registros policiales, fue asesinado el sábado por dos sujetos que aún no están identificados por las autoridades. El hecho ocurrió en horas de la tarde en la carrera 50 con la calle 52, municipio de Bello (Antioquia). Areiza Arango fue testigo dentro del fallo que emitió el alto tribunal en el que absolvió al senador Iván Cepeda por manipulación de testigos y que, en cambio, compulsó copias para investigar al expresidente Álvaro Uribe. (Lea también: Corte Suprema deja en firme indagación contra Álvaro Uribe por manipulación de testigos)

En la misma decisión, la Corte Suprema había ordenado oficiar al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y a la Oficina de Protección de Testigos de la Fiscalía intensificar las medidas de seguridad de Areiza Arango y solicitar, igualmente, la evaluación de la familia del exparamilitar quien en esos momentos se encontraba en prisión domiciliaria. Areiza Arango, quien perteneció a las AUC, declaró y fue uno de los principales testigos en el proceso por parapolítica que enfrenta el exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos –proceso que está próximo a emitir una decisión–. Sin embargo, después se retractó.

En la decisión de la Corte Suprema en el caso de Cepeda se ordenó, entre otras determinaciones, investigar al fiscal de la Unidad de Falsos Testigos y del juez 16 penal del Circuito de Medellín por el preacuerdo –que después terminó siendo cuestionado– que suscribió Areiza Arango por el delito de falso testimonio y por el cuál fue condenado.  

Al respecto, el senador Iván Cepeda emitió un comunicado manifestando que lo dicho anteriormente por el exparamitar, y que él mismo ratificó, no era verdad. “En algún momento de ese proceso me inculpó de haber intentado sobornarlo por medio de una carta, pero en la investigación que hace la Corte por la acusación que me hizo Uribe logró establecer, y eso fue ratificado por el propio reconocimiento de Areiza, que el abogado Jaime Restrepo le habría pedido que firmara unas páginas en blanco que después fueron llenadas con el contenido de la acusación en mi contra por supuesto soborno”, dijo el senador Cepeda. (Le sugerimos: Las interceptaciones de la Corte que llevaron a investigar al senador Álvaro Uribe Vélez)