Corte rechazó recusación presentada por defensa de Bernardo Moreno

Un grupo de conjueces será la encargada de decidir si ratifica la decisión de la Corte o por el contrario apoya la solicitud del abogado Jaime Granados.

Después de cuatro horas de debate, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia rechazó la solicitud presentada por el abogado Jaime Granados, defensor del ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno al considerar que los argumentos presentados por éste carecen de veracidad.

Según la decisión del alto tribunal, los conjueces escogidos en reemplazo a los siente magistrados de la Sala Penal que se declararon inhabilitados al consideraron víctimas de los seguimientos e interceptaciones ilegales, “fue hecha antes de conocerse en su totalidad el escrito de acusación de la Fiscalía y su elección se hizo basándose en los mandatos constitucionales”.

Se señaló además que la solicitud del abogado Granados “se funda en el sofisma de confundir interés particulares con el interés de la corporación”, haciendo un llamado acerca de su imparcialidad en el proceso y su interés en emitir un fallo basado en la ley.

“No tenemos interés alguno en el presente juicio, solamente queremos cumplir con imparcialidad, reconstruir la verdad histórica y aplicar el derecho sustancial”, concluyó el magistrado José Luis Barceló, quien preside el proceso en contra del ex secretario de Presidencia y la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado por las llamadas chuzadas.

Sin embargo, y basándose igual en la jurisprudencia colombiana, se tendrán que nombrar otro grupo de conjueces quienes serán los encargados de decidir si aceptan la posición de la Corte Suprema o por el contrario avalan la solicitud del abogado y así buscar otros jueces.

Ante esta situación se tiene que esperar la decisión de la sala de conjueces por lo que se frena de manera indeterminada la continuación del proceso que seguía con la presentación del escrito de acusación por parte de la fiscal General, Viviane Morales.

En la tarde de este martes abogado Jaime Granados presentó recusación en contra de los siete conjueces de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que adelantan el proceso por ‘chuzadas’.

Según el jurista, los conjueces “no pueden ser imparciales en sus decisiones” puesto que fueron nombrados por los siete magistrados titulares quienes se declararon inhabilitados para ejercer sus funciones dentro de este proceso al considerarse víctimas de los seguimientos e interceptaciones ilegales presuntamente ordenados por Bernardo Moreno y la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado.

“¿Pueden las víctimas de un delito actuar como juez directa o indirectamente contra su propio victimario?”, se cuestionó el abogado quien manifestó que su cliente se merece un juicio justo, “algo que no está ocurriendo en este caso, lo que ya genera varias dudas sobre la imparcialidad”.

Ante esta situación señaló que la única salida viable es la ya discutida opción del nombramiento de dos conjueces por parte de la Contraloría y de la Procuraduría, y otro que sería nombrado después de una deliberación entre los nueve magistrados de la Sala Penal.