Corte Suprema abre investigación formal contra el senador Álvaro Ashton

El alto tribunal buscará determinar si el congresista liberal pagó dineros para intervenir en una investigación por parapolítica en su contra. Fue citado a una diligencia de indagatoria la próxima semana.

Ashton es barranquillero y pertenece al Partido Liberal.Foto tomada de Twitter

El senador liberal Álvaro Ashton es el segundo senador que tendrá que responder por su relación con el cartel de la toga. Así lo decidió la Sala de Instrucción N°2 de la Corte Suprema de Justicia que le abrió una investigación penal en contra del congresista barranquillero por el delito de cohecho por dar u ofrecer. El alto tribunal busca establecer si el congresista le dio plata al exfiscal Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, a cambio de influir en expedientes judiciales que ese tribunal lleva en su contra. (Le podría interesar: Las denuncias de Gustavo Moreno contra Álvaro Ashton y José Leonidas Bustos)

Desde que se empezaron a conocer detalles de cómo funcionaba el cartel de la toga, el nombre del senador liberal salió mencionado en varios testimonios. Por un lado, las interceptaciones que hizo la DEA de conversaciones entre el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, y el abogado Leonardo Pinilla, Ashton fue referenciado por el jurista como uno de los congresista que se habría beneficiado por la red criminal en la Corte Suprema de Justicia. Fue así como la Fiscalía, al comienzo de este escándalo, lo señaló también como uno de los beneficiarios del cartel. 

El alto tribunal anunció en septiembre pasado que ya estaba en curso en su despacho una investigación preliminar en contra del senador que pretendía establecer si es cierto que el senador liberal le dio plata a Gustavo Moreno —como Musa Besaile admitió haber hecho— a cambio de influir en procesos que lleva la Corte Suprema en su contra. Ashton ha asistido a todas las citaciones que le ha hecho el alto tribunal, y a partir de hoy, lo hará dentro de una investigación formal.

Esta semana, precisamente, Noticias Caracol dio a conocer unos audios que terminaron por enredar, todavía más, al senador Ashton. De acuerdo con la publicación, el exfiscal Gustavo Moreno explicó que, tanto el senador Musa Besaile, como Álvaro Ashton, le dieron dinero al cartel de la toga para beneficiarse en la investigación en su contra por parapolítica, la cual lleva varios años congelada en la Corte, sin que se archive o se vuelva investigación formal. Ashton, ha negado tales pagos.

De acuerdo con la versión de Moreno, Ashton pagó $600 millones a cambio de la "ayuda" en su proceso, y $200 millones de ese pago, relató el exfiscal, se los entregó al exmagistrado Leonidas Bustos, quien ha negado cualquier relación con el cartel de la toga. Las cifras de la DEA, sin embargo, son diferentes. 

Según las interceptaciones que hicieron las autoridades norteamericanas, Pinilla le contó a Lyons que Moreno le pidió $300 millones a Ashton en un restaurante y éste, al parecer, se los dio. Ashton ya admitió que Luis Ignacio Lyons, primo de Alejandro Lyons, fue abogado suyo. Pero tanto en ese momento, como en sus declaraciones recientes ante la Corte, ha dicho que no entregó ni un peso para congelar su proceso por parapolítica. 

Otro de los detalles que se han hecho públicos con relación a Ashton es que, cuando Francisco Ricaurte estuvo en la Judicatura, fue el senador que más lo visitó en su despachó. El Espectador publicó en su edición del pasado 16 de septiembre, un artículo en el que se evidencia que el senador liberal estuvo por lo menos cinco veces en la oficina del ya capturado magistrado entre noviembre de 2012 y noviembre de 2014.

La Corte Suprema de Justicia lo citó a indagatoria la próxima semana y lo hará, por ahora, en libertad.