Corte Suprema absolvió al profesor Miguel Ángel Beltrán

El docente, que había sido condenado a ocho años de prisión por sus nexos con las Farc, recuperó su libertad en la noche de este jueves.

"Hay colombianos que no han tenido alternativa (diferente a las armas). Pero en cuanto a mí, es claro que tomé el camino de la academia”: dice Beltrán. / Luis Benavides

Al resolver un recurso de casación la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia tumbó la condena de ocho años y cuatro meses de prisión emitida por el Tribunal Superior de Bogotá en contra del profesor universitario Miguel Ángel Beltrán por el delito de rebelión. El sociólogo, quien fue acusado de tener vínculos con las Farc, recuperó su libertad en la noche de este jueves.

Tras su salida de la cárcel La Picota de Bogotá el profesor universitario agradeció a sus familiares, estudiantes y amigos el apoyo brindado durante estos años. La Defensa del docente de la Universidad Nacional aseguró que su condena y recaptura se basaron en pruebas ilegales, citando sentencias de la propia Corte Suprema de Justicia. (Ver "Mi muerte laboral no es mi muerte intelectual")

El jurista argumentó que las pruebas halladas durante el operativo en el que se abatió al jefe de las Farc, alias ‘Raúl Reyes’ en mayo de 2008 en Ecuador no podían tenerse en cuenta puesto que no se respetaron la cadena de custodia. Señala que en la decisión de segunda instancia nunca se tuvo en cuenta el trabajo profesional que estaba adelantando Beltrán cuando fue detenido.

En el recurso extraordinario de casación se precisa que no existe una prueba directa que haga referencia a que el profesor universitario es ‘Jaime Cienfuegos’ como sostuvo la Fiscalía General durante el proceso. El próximo 8 de septiembre se leerá en la Corte Suprema de Justicia el texto de la providencia. (Ver Procuraduría sancionó disciplinariamente al profesor Miguel Ángel Beltrán)

En julio de 2014 la Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 13 años para ejercer cargos públicos al docente universitario tras considerar que existían pruebas para inferir que entre julio de 2003 y mayo del 2009 escribió  comunicados y adelantó tareas políticas dentro del grupo armado ilegal. 

"Difundió con sus escritos el pensamiento revolucionario de las Farc, divulgó las ideas del grupo armado ilegal en foros internacionales; organizó eventos en la Universidad Nacional con sentido político invitando a los estudiantes a que se unieran a las filas de las Farc y pretendió crear un centro de investigación de esa guerrilla", señaló el órgano de control disciplinario.

El proceso contra Beltrán

El docente fue capturado en mayo de 2009 en un operativo adelantado por autoridades colombianas con el apoyo de la Policía de México. Beltrán era señalado, según los documentos hallados en los computadores de ‘Raúl Reyes’ de ser el encargo de dirigir eventos académicos para promover y obtener recursos económicos para las Farc.

La Fiscalía General lo acusó de los delitos de concierto para delinquir, rebelión y financiación de grupos terroristas, sin embargo el juzgado cuarto especializado de Bogotá lo absolvió en junio de 2011 al considerar que no existían pruebas directas o fehacientes que lo relacionaran directamente con dicho grupo guerrillero.

Tras dos años privado de su libertad el sociólogo recuperó su libertad. Sin embargo, el 18 de diciembre de 2014 la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá revocó este fallo, aceptando los argumentos presentados en el recurso de apelación por parte de la Fiscalía y la Procuraduría General, inmediatamente se ordenó su captura.

En el fallo se indicó que los documentos encontrados durante la operación Fénix permitían inferir que el profesor era conocido con el alias de ‘Jaime Cienfuegos’, ideólogo de la comisión internacional de las Farc y uno de los encargados de buscar cooperación para sus actividades ilegales. Además de adelantar actividades de promoción.

Ahora, de nuevo, Miguel Ángel Beltrán recupera su libertad. Él nunca ha ocultado sus inclinaciones ideológicas hacia la izquierda; sin embargo, siempre ha reclamado que pensar de esa manera no lo hacía un criminal. Después de seis años de lidiar con la justicia colombiana, su expediente se cierra por completo: la Corte Suprema tuvo la última palabra y esa última palabra es que, con las pruebas que existen, no hay cómo concluir que Beltrán es el Jaime Cienfuegos de las Farc. 

 

últimas noticias