Corte Suprema acepta que interceptó al senador Álvaro Uribe sin saberlo

El alto tribunal llegó al número telefónico del senador en el marco de una investigación al congresista Nilton Córdoba por el Cartel de la Toga, de manera "imprevista e inevitable".

El expresidente Álvaro Uribe Vélez.Cristian Garavito - El Espectador

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia notificó al expresidente y senador Álvaro Uribe que interceptó, sin querer, su número de teléfono en el marco de una investigación que se le adelanta al también congresista Nilton Córdoba por el cartel de la toga. En un oficio de tres páginas, la Corte aclaró que ese abonado telefónico aparecía registrado, de manera reiterada, "como dato de contacto del Representante a la Cámara" Córdoba y no como el de Uribe Vélez.

En el auto, la Sala asegura que cuando se advirtió que ese celular no era el de Córdoba, ni aportaba información relevante para la investigación en su contra, "se ordenó la cancelación de la interceptación" en día 4 de abril de 2018. "La interceptación del abonado celular (...) obedeció a un hallazgo imprevisto e inevitable en la única instancia 51699", agregó la Corte.

(Le puede interesar: Corte Suprema abre investigación a Nilton Córdoba por cartel de la toga)

El alto tribunal aclaró que, en todo caso, las actividades que se alcanzaron a registrar en dicha interceptación sí resultaban relevantes para el proceso que cursa en contra de Uribe en el radicado 52240 por los delitos de fraude procesal y soborno, por el cuál se le abrió investigación formal en su contra, que está relacionado con una supuesta manipulación al testigo Juan Guillermo Monsalve, quién lo ha señalado de tener supuestos nexos con paramilitares.

"A través de una providencia diversa del 4 de abril de 2018, proferida en el radicado 51699, por Secretaría de la Sala y para lo que fuera el caso, se dispuso remitir un ejemplar del informe parcial 11-224772 del 28 de marzo de 2018, contentivo de los resultados de las labores de control y monitoreo telemático relacionadas con el abonado celular (...), junto con los anexos correspondientes. Es preciso resaltar que en el informe referido ni siquiera se especificó la identidad de la persona que empleaba la línea interceptada, en la medida que no resultaba pertinente ni relevante para tal actuación", dice el documento.

(Le puede interesar: El expediente contra Uribe)

De acuerdo con la Corte, se confirmó que el celular era utilizado por una "voz masculina" y que la mayoría de las comunicaciones "son de carácter laboral debido a que el usuario es dirigente principal de una colectividad política". Este oficio de la Corte se envió a Uribe Vélez como respuesta a un derecho de petición que presentó la defensa del senador para que se le informara por qué sus comunicaciones habían sido interceptadas en otro radicado que no correspondía a los de las investigaciones que tiene vigentes.