Corte Suprema avala nueva incapacidad médica al magistrado Gustavo Malo

El magistrado de la Sala Penal no asistió a la sala extraordinaria citada para este lunes, indicando que tenía problemas de salud. Hasta el 1 de febrero regresará a su cargo.

La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia le concedió una nueva incapacidad por 20 días al magistrado Gustavo Malo.Archivo El Espectador

Se cumplieron dos meses de la licencia que pidió el magistrado Gustavo Malo, para poder defenderse de las acusaciones de integrar una red de corrupción que direccionaba procesos a cambio de millonarias sumas de dinero. Este lunes, la expectativa estaba en su regreso al alto tribunal, pero nuevamente Malo presentó una nueva incapacidad médica por 20 días; la petición fue avalada por la Sala en pleno. Mientras tanto el encargado para reemplazarlo será el magistrado Fernando Bolaños.  (Le puede interesar: El “articulito” que impediría el regreso de Gustavo Malo).

Así las cosas, se aplazó la sala extraordinaria en la que se definiría si la Corte Suprema de Justicia aplica las modificaciones del reglamento, el cual establece que pueden ser relevados de sus funciones los magistrados que se encuentren en investigaciones penales.

El magistrado Malo es señalado de presuntamente cometer hechos de corrupción. La Comisión De Acusaciones le imputó cargos por los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, tráfico de influencias, prevaricato y utilización de asunto sometido a secreto o reserva.  Según la declaración que rindió el exfiscal Gustavo Moreno a la Corte Suprema de Justicia, el magistrado habría trabajado para el ‘cartel de la toga’. Moreno declaró que toda la información que tenían sobre el expediente contra el senador Musa Besaile era porque él mismo se las proporcionaba -en el despacho de Malo estaba esa investigación-. Besaile admitió haber pagado 2.000 millones de pesos a cambio de no ser detenido. El senador de la U hoy está en prisión.

En esta indagación tienen proceso penal los expresidentes de la Corte Suprema Leonidas Bustos y Francisco Javier Ricaurte, señalados de haber cometido, aparentemente, actos ilegales para favorecer procesos judiciales que se adelantaban contra los senadores Musa Besaile y Hernán Andrade; y contra el excongresista Luis Alfredo Ramos. Por estas declaraciones también fue removido de su cargo como conjuez de la Corte Suprema, el abogado Enrique del Río. Esto después de las declaraciones del exfiscal Moreno que lo vínculo con los hechos de corrupción.