Corte Suprema busca darle luz verde al proceso por chuzadas

El alto tribunal tendrá que resolver este miércoles una reposición presentada por la defensa del ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno.

A las 11 de la mañana de este miércoles, los dos magistrados y siete conjueces que conforman la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en el proceso por las chuzadas, tendrán que resolver una nueva reposición presentada por el abogado Jaime Granados, defensor del ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno.

Según Granados, la decisión en segunda instancia presentada por una sala de conjueces que dio el visto bueno a  la continuidad del juicio después de una nulidad presentada por él “debe anularse”, pues en esta participó William Monroy, abogado del periodista Daniel Coronell, quien ha señalado ser objetivo de los seguimientos e interceptaciones en las que habría participado Moreno.

El abogado explicó que Monroy “tendría intereses personales” en este proceso por lo que tuvo que negarse ante el nombramiento hecho por la Corte Suprema de Justicia.

Sin embargo, la Sala Penal rechazó esta nulidad argumentando que el conjuez Monroy presentó una decisión no relacionada con el proceso en contra del exfuncionario presidencial, sino una actuación en derecho avalando la “independencia y transparencia” de los dos magistrados y siete conjueces para que siguieran con el proceso.

Ante esta nueva reposición, la fiscal General, Viviane Morales no pudo ocultar su malestar por lo que consideró “recursos disfrazados de recusaciones” con lo que se busca dilatar el proceso que se adelanta contra Bernardo Moreno y la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado.

Igualmente señaló que dentro de este proceso, el periodista Daniel Coronell no ha sido catalogado como víctima, pues este ha sido su deseo argumentando que “él nunca ha buscado este reconocimiento, y pese a que en sus columnas de opinión ha manifestado persecuciones en su contra y la de su familia, ha rechazado el calificativo de víctima, por lo que no hay una casual de nulidad”.

De resolverse la nulidad, se espera que la Fiscal General presente el escrito de acusación en contra de los dos exfuncionarios por su presunta participción en los segguimientos a periodistas, magistrados, defensores de derechos humanos y políticos de oposición.

La exdirectora del DAS, quien se encuentra asilada en Panamá desde noviembre de 2010, es investigada por los delitos de concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público.

Mientras que Bernardo Moreno será acusado por los delitos de concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones y abuso de función pública.