Corte Suprema considera "imposible" cumplir fallo de la doble instancia para aforados

El alto tribunal determinó que dicha figura debe ser creada mediante una reforma constitucional, advirtiendo que esta podría afectar la estructura del Estado.

Para la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia es “imposible” cumplir la sentencia C-792 de 2014 de la Corte Constitucional que estableció la doble instancia para aforados constitucionales. Para el alto tribunal debido a la complejidad del tema y los alcances del fallo se debe convocar a una reforma constitucional.

Pero para la Corte esta modificación de sus funciones podría afectar la “estructura del Estado” ya que se estarían afectando los “ejes definitorios” establecidos para la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia que la configuraron como un órgano de cierre. (Ver Legislar en causa propia, dilema de los congresistas con la doble instancia)

“Cuando esta clase de decisiones las profiere la Corte Suprema de Justicia en única o segunda instancia o en sede de casación, actúa como órgano límite de una de las Ramas del poder Público, en la jurisdicción ordinaria", precisa la Sala al señalar que se determinaron procesos de primera y única instancia. (Ver Uribistas condenados por la Corte Suprema buscan tumbar sus fallos)

En este sentido asegura que como están las cosas el cumplimiento del fallo de la Corte Constitucional es “imposible” puesto que se le quita una facultad establecida. La sentencia establece que los aforados constitucionales (como lo son los congresistas, gobernadores, generales de la República, contralor general, directores del DAS, fiscales delegados, secretario general de la Presidencia) condenados pueden presentar un recurso de impugnación.

"El alcance dado al derecho a impugnar afecta mucho más que la estructura del proceso, cuyas modificaciones, ajustes o regulaciones meramente procedimentales corresponden, por su naturaleza, al Congreso de la República mediante los trámites de ley ordinaria. Lo que si no puede lograrse por esta vía es la reestructuración de una de las Ramas del Poder Público”, señala.

Se advierte que actualmente no existen opciones “para suplir o complementar el déficit normativo en este tema” teniendo en cuenta que el Congreso de la República no legisló sobre el tema. Debido a estos vacíos la Sala Penal considera que existen más dudas que certezas a la hora de aplicar la C-792 de 2014.

En abril del presente año la Corte Constitucional aclaró que el recurso de impugnación se podrán presentar en los procesos de primera y única instancia emitidos después del 24 de abril de 2016. Este límite también cobija los fallos condenatorios emitidos en segunda instancia por los tribunales superiores.

La Corte Suprema negó el recurso de impugnación presentado por el excongresista Iván Díaz Mateus, sentenciado en junio de 2009 a seis años de prisión por su responsabilidad en el delito de concusión en el escándalo de la “yidispolítica”. El alto tribunal advirtió que la sentencia pasó a cosa juzgada hecho por el cual no se podía interponer recurso jurídico alguno en su contra.

Señala el alto tribunal que después de siete años no se pueden “habilitar términos o adicionar trámites” basándose en la sentencia de la Corte Constitucional. Díaz Mateus fue sentenciado por presionar a la congresista Yidis Medina a votar favorablemente el proyecto que cursaba en la Cámara de Representantes para crear la figura de la reelección presidencial inmediata en Colombia.

Bajo este mismo argumento la Corte Suprema negó también los recursos de impugnación presentados por la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado -condenada a 14 años de prisión por las ‘chuzadas’-; el exsecretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno Villegas -sentenciado a ocho años de prisión domiciliaria por las ‘chuzadas’- el exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias-condenado a 16 años de prisión por el escándalo de Agro Ingreso Seguro-, entre muchos otros casos.