Corte Suprema de Justicia fijó para el 27 de septiembre juicio por chuzadas

Después de resolver la recusación presentada en contra de los conjueces, el alto tribunal continuará el proceso que se adelanta contra el ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno y la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado.

 La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia fijó para el próximo martes 27 de septiembre la continuación del juicio que se adelanta contra el exscretario general de Presidencia Bernardo Moreno y la exdirectora del DAS por su presunta participación en los seguimientos e interceptaciones ilegales, más conocido como 'chuzadas'.

La reanudación del juicio se fijó después de que la designada sala de conjueces de la Corte Suprema de Justicia rechazarán la recusación presentada en contra de los dos magistrados y siete conjueces de la Sala Penal que adelantan el proceso en contra de los dos exfuncionarios.

La recusación que había sido presentada por el abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses del ex funcionario presidencial, buscaba que estos magistrados y los conjueces se declararán impedidos para adelantar el juicio puesto que, según él, habían sido nombrados por los siete togados del alto tribunal que se habían declarado víctimas de los seguimientos e interceptaciones ilegales en las que presuntamente participó su cliente.

Sin embargo, los conjueces quienes fueron nombrados para revisar esta recusación rechazaron tajantemente los argumentos presentados por el jurista señalando que la designación se hizo con mucha anterioridad, negando que tengan se tenga "intereses personales" que los impidan juzgar con imparcialidad. 

A los dos exfuncionarios la Fiscalía les imputó los delitos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones y abuso de función pública por su presunta participación en los seguimientos e interceptación ilegales a periodistas, magistrados, congresistas y defensores de derechos humanos.

La exdirectora del DAS, quien se encuentra cobijada con asilo territorial en Panamá, también tendrá que responder por los delitos de peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público.