Corte Suprema definirá en qué ciudad se llevará el proceso contra Esteban Ramos Maya

Noticias destacadas de Judicial

En el mismo proceso está investigado el fiscal José Umbarila, quien llevaba procesos por falsos testigos, entre ellos, el que entregó el exparamilitar Carlos Areiza. Este, a su vez, habló en los procesos contra el expresidente Álvaro Uribe y el exgobernador Luis Alfredo Ramos. El ente investigador le imputará el delito de cohecho por hechos relacionados con este último proceso.

La Sala Penal de la Corte Suprema definirá en qué ciudad se llevarán a cabo las audiencias contra el fiscal Jose Umbarila Rodríguez, funcionario judicial que llevaba en su despacho varios procesos por falsos testigos, entre ellos, dos testimonios que el exparamilitar Carlos Areiza rindió en un proceso archivado contra el exsenador Iván Cepeda por falsos testigos y que terminó rebotando en contra del expresidente Álvaro Uribe. El otro testimonio que dio Areiza, asesinado en abril de 2018, lo rindió en un proceso contra el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos Botero, y por el cual terminó declarándose culpable de falso testimonio ante un juez de Medellín. 

Vea: Capturan a Leonardo Pinilla tras ser deportado a Colombia por Cartel de la Toga

Es por este último proceso que el ente investigador intentó imputarle cargos este 27 de febrero de 2020 en los Juzgados De Paloquemao al fiscal Umbarila. el fiscal del caso alcanzó a leer la imputación de cargos en contra de Umbarila y en la que también hacen parte el hijo del exgobernador Maya, Esteban Ramos Maya y su esposa. Sin embargo, los defensores de los investigados le pidieron al juez del caso que se declarara incompetente porque los hechos que investiga la Fiscalía habrían sucedido en Medellín y no en Bogotá. El togado accedió a la solicitud hecha por los abogados y, por ende, será la Sala Penal de la Corte Suprema la que decidirá si el proceso lo asume un juez de Medellín o se queda en Bogotá.

¿Por qué serán investigados Umbarila y el hijo de Ramos?

La genésis de las pesquisas de la Fiscalía inician en noviembre de 2016. En ese momento el abogado del exgobernador Luis Alfredo Ramos era Leonardo Pinilla, hoy conocido por ser la mano derecha del exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno en el denominado cartel de la toga. En esa época, antes de que estallara el escándalo de corrupción, Pinilla, como defensor del exgobernador, denunció ante varias autoridades judiciales a los testigos que declararon en el proceso contra su cliente en la Corte Suprema por parapolítica. Fue en medio de esos procesos que apareció Umbarila, ya que en su despacho quedó el proceso contra el exparamilitar Carlos Areiza.

"Una de las mencionadas investigaciones a cargo de Umbarila tenía como acusado Carlos Areiza, quien tenía programada audiencia de verficación de preacuerdo rl 6 de noviembre de 2016 ante el juzgado 16 de control de Garantías de Medellín a las 11 de la mañana. El representante de víctimas, es decir el abogado de Ramos Botero (Leonardo Pinilla). El fiscal Umbarila habría tramitado comisión de servicios al interior del país con la respectiva emisión de tiquetes aéreos por parte de la Fiscalía para desplazarse desde Manizales hacia Bogotá, para luego asistir a la audiencia en Medellín en el proceso de Areiza", señaló el fiscal del caso.

Sin embargo, por cuestiones climáticas el fiscal Umbarila quedó varado en Pereira, ciudad de paso que era su alternativa para salir de esta zona del país con destino a Bogotá. "El único retorno a Bogotá que le ofrecía Avianca, empresa con la que la Fiscalía adquirió los tiquetes, era para el 3 de novimbre de 2016 al medio día. Esto le hacía materialmente imposible al fiscal  asistir a la audiencia de Areiza en Medellín, la cual estaba programada ese mismo día a las once de la mañana en Medellín", señaló el ente investigador durante su intervención. 

En horas de la noche del 2 de noviembre de 2016, Umbarila le contó esta situación a Pinilla "encomendandole", dice el ente investigador, comprarle otro tiquete en una aerolínea distinta a Avianca. Pinilla, a su vez, se comunicó con Esteban Ramos Maya, hijo del Alfredo Ramos Botero, para advertirle que había "peligro" de que el fiscal Umbarila no pudiera asistir a la audiencia de verificación de preacuerdo de Carlos Areiza.

"Teniendo en cuenta que tenían que conocía a dicho funcionario público con atelación y que había facilitado su movilización en al menos una ocación previa, dispuso de la compra de un tiqueta a nombre del fiscal Umbarila para la 7:30 a.m del 3 de noviembre. El trayecto de este vuelo sería entre Pereira y Medellín. En esta compra, la esposa de Esteban Ramos facilitó su cuenta de Bancolombia para que se llevara a cabo la compra del tiquete ", señaló la Fiscalía.

Efectivamente, el fiscal asistió a la audiencia en Medellín. Posteriormente, el 8 de noviembre de ese año el Umbarila justificó el no uso de los tiquetes que le fueron asignados por parte del ente investigador, dijo que había pagado de su propio bolsillo el tiquete que Esteban Ramos y su esposa le habrían comprado. Aunque la audiencia se terminó cayendo por la solicitud de la defensa, se supo que la Fiscalía le imputará el delito de cohecho por dar u ofrecer tanto Esteban Ramos como a su esposa. En cuanto al fiscal Umbarila será imputado por cohecho impropio.

Fuentes cercanas a este proceso señalaron que este episodio fue conocido por la Fiscalía cuando el celular de Leonardo Pinilla fue decomisado por las autoridades cuando fue captuarado por primera vez, en junio de 2017, recién explotó el escándalo del cartel de la toga. La mano derecha del exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, llegó al país en abril de 2019, luego de haber cumplido dos años de prisión en Estados Unidos. En Colombia, deberá responder por su presunta participación en la exigencia de 100 millones de pesos al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons. 



  

Comparte en redes: