Corte Suprema dejó en firme proceso contra Jorge Noguera por 'chuzadas'

El alto tribunal no aceptó el recurso de nulidad presentado en contra de la decisión de precluirle dos delitos al exdirector del DAS.

La Sala Penal no aceptó la solicitud de nulidad presentado por los representantes de víctimas en el proceso que se adelanta contra el exdirector del DAS, Jorge Noguera Cotes en el proceso por las denominadas 'chuzadas'.

Ante esto, la Corte Suprema fijará para próximo año el inicio del juicio formal en contra de Noguera Cotes por su presunta responsabilidad en los hechos que rodearon la creación de un grupo de inteligencia denominado G-3, que adelantó labores de seguimiento, inteligencia e interceptación de comunicaciones a periodistas, defensores de derechos humanos y congresistas de oposición.

Por estos hechos, Noguera Cotes tendrá que responder por su presunta responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir agravado y abuso de autoridad por acto arbitrario. Sin embargo, en este caso, el alto tribunal consideró que los delitos de violación ilícita de comunicaciones y utilización ilícita de equipos receptores y transmisores por los que había sido llamado a juicio habían prescrito.

Igualmente este miércoles la Sala Penal del alto tribunal rechazó los impedimentos presentados por dos magistrados para conocer de los hechos relacionados con este proceso, al considerar sus argumentos como “infundados”.

La Corte no aceptó los recursos firmados por Fernando Castro y María del Rosario González al considerar que no se puede inferir cómo se puede ver afectada su imparcialidad e independencia en este juicio.

En el caso del magistrado Jaime Castro se consideró que pese a que fue cuestionado por una de las principales testigos y víctimas del accionar del DAS en un artículo periodístico esto no afecta su imparcialidad, puesto que este hecho no generó sentimientos de odio o animadversión hacia la periodista.

Mientras que en el caso de la magistrada González de Lemus, la Sala no aceptó los argumentos presentados en los cuales se indicaba que había sido “víctima” de los seguimientos e interceptaciones ilegales adelantadas por agentes del organismo de inteligencia en el año 2007.

Por estos hechos la magistrada presentó una demanda ante el Tribunal Contencioso Administrativo en contra de las directivas del DAS. Sin embargo, la Sala Penal negó el impedimento al considerar que esta demanda “no tiene incidencia directa en este proceso”.

“(…) dado que de hacerlo, se llegaría al extremo de que si un servidor judicial es objeto, a título de ejemplo, del hurto de un celular, inmediatamente estaría impedido para conocer de acontecimientos afines por haber sido sujeto pasivo de esa conducta, pues tendría también el deseo de que todo autor de este delito recibiera la sanción correspondiente”, señaló la Sala.