Corte Suprema elige presidente mientras denuncian injerencia de ministra de Justicia

Noticias destacadas de Judicial

Luego de casi tres meses sin llegar a un consenso, el magistrado Jorge Quiroz fue elegido como la cabeza del alto tribunal. El magistrado Gerardo Botero, elegido inicialmente en ese cargo, declinó su aspiración y denunció abiertamente que la ministra Margarita Cabello está interviniendo en las decisiones de la corporación.

La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia eligió al magistrado Jorge Luis Quiroz Alemán como nuevo presidente de la Corporación. A su vez fue designado al magistrado Luis Antonio Hernández Barbosa como vicepresidente del alto tribunal. La nueva cabeza del alto tribunal es abogado de la Universidad Católica, especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social de la Pontificia Universidad Javeriana y en Derecho Administrativo y Derecho Constitucional de la Universidad del Rosario.

Vea: Margarita Cabello, nueva minjusticia, alfil del presidente Duque ante la Corte Suprema

La elección de Quiroz se da luego de que el magistrado Gerardo Botero de la Sala Laboral renunciara a su aspiración a presidir la Corte Suprema. En una carta entregada a la Sala Plena de la Corporación el togado señaló que recientemente se reunió con Quiroz Alemán para buscar algún consenso en torno a quién debería ser el candidato único de la Sala Laboral para ser postulado a la presidencia de la Corte.

"Le manifesté (a Quiroz) mi deseo de dar el paso a un costado y declinar mi aspiración, para de esa forma dejarle la vía libre y no poner a nuestros compañeros de sala plena en la situación incómoda de tener que escoger entre uno y otro, generando con ellos fricciones y distanciamientos que nada bien le hacen a la Corporación. Es por ello, que cumpliendo mi palabra empeñada, le manifiesto a la Plenaria que dejó a un lado mi aspiración a la presidencia de la Corte, para que sea el Dr. Quiroz el candidato único de la Sala Laboral", señaló Botero en la misiva.

Botero también le pidió a sus homólogos que no se permitan injerencias en los asuntos internos de la Corte por parte de la Ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco pues "no podemos perder nuestro horizonte, autonomía e independencia, y menos aún, tolerar que en nuestra respetable Corporación se propicien divisiones por regionalismos perversos (Paisas y Costeños).

Y añadió que "manifestaciones como 'otro paisa no puede ser presidente de la Corte Suprema de Justicia', no solo deslegitima mi pleno derecho a aspirar a dicha dignidad por el solo hecho de ser de una región del país de la que me siento orgulloso, sino que además, alienta el favoritismo por el otro candidato, generando distanciamientos internos que nada bien le hacen a nuestra institución. Ello aunado, a que se constituye en una indebida intromisión del ejecutivo en la rama judicial".

El año pasado, dice el magistrado Botero, cuando aspiró a la vicepresidencia de la Corporación también, dice él, fue descalificado bajar el "peregrino" argumento de que dos paisas no podían desempeñar las dos dignidades de la Corte Suprema de Justicia ( Presidente y Vicepresidente), pues el magistrado Álvaro Fernando García era el candidato para presidirla, quien también es de origen paisa.


Los perfiles de Quiroz y Hernández Barbosa

Tiene una amplia experiencia profesional dedicada al ejercicio del derecho como jefe de la Oficina Jurídica, profesional y asesor del Ministerio de Trabajo, juez laboral del circuito, magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, magistrado auxiliar y magistrado de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, de la cual ha sido presidente. Ha compartido sus conocimientos en la academia como docente de la Universidad del Sinú, Javeriana, del Rosario, Autónoma de Colombia y Politécnico Grancolombiano. Autor de la obra “Código Procesal del Trabajo y de la Seguridad Social”.

Por su parte, el vicepresidente de la Corporación, magistrado Luis Antonio Hernández Barbosa, es abogado de la Universidad Libre de Colombia y especialista en Derecho Penal. Es juez de carrera. Antes de ser magistrado de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, donde ejerció como presidente de la Sala, fue magistrado auxiliar de esta misma corporación.

También ha sido fiscal auxiliar ante la Corte Suprema de Justicia, Director Seccional de Fiscalías, juez de Instrucción Criminal, juez Penal Municipal, magistrado auxiliar de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia y empleado judicial. Catedrático en Procedimiento Penal, Jurisprudencia, Casación y Recurso de Revisión, en las universidades Santo Tomás, Libre y de Medellín. Fue condecorado con la Medalla de Plata al Mérito Enrique Low Murtra por sus destacados servicios en la Fiscalía General de la Nación.

 

Comparte en redes: