El exfuncionario judicial es pedido por EE.UU

Corte Suprema inicia trámite de extradición de exfiscal Luis Gustavo Moreno

La petición de las autoridades de Estados Unidos ya está en manos de la Sala Penal de ese alto tribunal.

Gustavo Moreno llegó a la Dirección de Fiscalías Anticorrupción en octubre del año pasado.Fiscalía

En manos de los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema se encuentra el documento en  el que el gobierno de los Estados Unidos pide en extradición al exjefe Anticorrupción de la Fiscalía General, Luis Gustavo Moreno, y del abogado Leonardo Luis Pinilla. El caso fue asignado al magistrado Luis Antonio Hernández, quien deberá iniciar con la recolección de pruebas en este caso y verificar que la petición cumpla con los requisitos necesarios para autorizar la extradición. (El maletín del exfiscal Gustavo Moreno)

La solicitud contra Moreno y Pinilla, que envió la Corte del Distrito Sur de la Florida, se basa en las grabaciones hechas por la DEA en las que se evidenciaría que los dos hombres pedían dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus para frenar el proceso penal en su contra por actos de corrupción durante su administración en el departamento. La acusación se da por los cargos de conspiración para lavar de dinero, conspiración para cometer fraude en giros bancarios y fraude bancario.

(En contexto: El embajador de la India, de la justicia)

El documento especifica que tanto Pinilla como Moreno se aliaron para usar el rol del entonces jefe Anticorrupción para enriquecerse a sí mismos a cambio de información y un trato favorable en el caso contra Lyons. La petición de extradición precisa que Pinilla contactó a Lyons mediante una aplicación de mensajería instantánea a nombre de Moreno para pedirle dinero.  En esa conversación se pactó una reunión en Miami, Estados Unidos. (Así pontificaba sobre la justicia el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno)

Allí se le exigieron $400 millones y otros US$40.000 dólares antes de la salida de Moreno de los Estados Unidos. El documento revela que la transacción se daba por la identificación de testigos que entregaran información en contra de Lyons y la revelación de sus testimonios a la defensa de exgobernador, para que tuviera tiempo de desacreditarlos. Igualmente, dice el texto, Moreno asignaba a los fiscales a su cargo múltiples procesos para que no tuvieran tiempo de continuar en la investigación contra Lyons.

El Espectador conoció que cuando Moreno y Pinilla negociaban con el exgobernador Lyons, ellos dos presentaban un dossier de “casos de éxito” en la Corte Suprema en los que aseguraban haber incidido, incluyendo en la “oferta” una red de contactos en la Fiscalía y en la Corte que los ayudaba a mantener estos resultados. (Las movidas del exfiscal Luis Gustavo Moreno en el Congreso)

En las conversaciones también se habla de que por estos servicios cobraban de $1.000 a $3.000 millones, pagos que, en su mayoría, se hacían fuera del país y luego terminaban depositados en paraísos fiscales. Ahora la Corte y la Fiscalía revisan con lupa los nombres de varias personas que fueron mencionadas en estas reuniones, además de los exmagistrados.