Corte Suprema llama a juicio a Bernardo "Ñoño" Elías por Odebrecht

El alto tribunal acusó al senador del Partido de la U por los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos.

Bernardo Miguel Elías Vidal es considerado testigo clave para la Corte Suprema en el escándalo de Odebrecht.Archivo.

El senador del Partido de la U, Bernardo Miguel Elías, conocido como Ñoño Elías, acaba de ser llamado a juicio por la Corte Suprema de Justicia por el escándalo de de sobornos pagados por la multinacional Odebrecht para quedarse con varios contratos de infraestructura vial del país. Elías ya había sido condenado por este alto tribunal a seis años y ocho meses de prisión por los delitos de cohecho y tráfico de influencias, los cuales fueron aceptados por el congresista.

Según la investigación que adelantó la Fiscalía, varios testigos claves en el caso de Odebrecht denunciaron que el congresista de Sahagún (Córdoba) recibió millonarios sobornos con el fin de favorecer las pretensiones de Odebrecht en el año 2014. Elías fue parte fundamental, según declararon, en el plan de Odebrecht para recibir los contratos de infraestructura vial en Colombia. 

(Le puede interesar: Las perlas en el patrimonio del “Ñoño” Elías)

Para la entidad, Ñoño Elías movió influencias en el Congreso para lograr que la firma brasileña se quedara con el contrato de construcción de la vía Ocaña-Gamarra que le fue entregado de manera directa como adición a la Ruta del Sol II. Las pesquisas de la Fiscalía en este caso han mostrado que Elías Vidal también habría intervenido en procesos que se adelantaban en la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Entre las declaraciones que hoy tienen tras las rejas al senador cordobés se encuentran las del exsenador Otto Bula, pieza clave en este escándalo de corrupción, y las del empresario Gabriel Dumar. Según Bula, Bernardo Elías había aceptado participar en la feria de sobornos que ofreció Odebrecht para presionar por la adición de Ocaña-Gamarra, a cambio de recibir el 2% del valor del contrato, que inicialmente se estimaba por $670.000 millones.

(En contexto: Condenan al "Ñoño" Elías por sus vínculos con Odebrecht)

Por su parte Dumar aseguró que se prestó para recibir un contrato ficticio, para lo cual uso la empresa que representaba en ese entonces, es decir, el consorcio Sion. “El contrato era por $10.062 millones y me entregan (en marzo de 2014) el 20% del anticipo de $2.000 millones. Es cuando me dicen que esa plata hay que entregársela a Bernardo Elías. Como tenía buena amistad quise hacerles un favor a unos amigos”, relató el empresario. 

Bernardo Miguel Elías es el primer congresista condenado por este escándalo de corrupción en el país. Sin embargo, todavía debe responder por los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos, por los cuales fue llamado a juicio por el alto tribunal. La sentencia contra Ñoño Elías es clave en este asunto pues significa que el suspendido senador se convertirá en un testigo clave para el proceso. El Espectador, en su edición del pasado 24 de septiembre, reveló que el alto tribunal y el hoy condenado congresista estaban trabajando en una matriz de información en la que se ratificaba su compromiso de colaborar con la justicia, a cambio de una rebaja en su condena.