Corte Suprema niega definitivamente la recusación del senador Uribe

La Sala de Instrucción III negó la recusación que presentó el expresidente en contra de los magistrados que lo investigan por presunto fraude procesal y soborno que hacen parte de otra sala, y que en días pasados habían ratificado que podían continuar con el caso. Ahora, se deberá fijar nueva fecha para la indagatoria.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez.Archivo El Espectador

La Corte Suprema de Justicia acaba de negar la recusación que el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez presentó en contra de los magistrados que decidieron abrirle investigación formal en su contra y llamarlo a indagatoria por la presunta comisión de los delitos de fraude procesal y soborno, relacionados con una supuesta intención de manipular a los testigos que lo han señalado de tener nexos con paramilitares. Se trata los magistrados José Luis Barceló, Fernando Castro y Luis Antonio Hernández que hacen parte de la Sala de Instrucción II de la Sala Penal.

Los juristas ya habían respondido los argumentos de Uribe asegurando que eran imparciales y que Uribe tendrá todas las garantías de ley en el proceso. No obstante, faltaba que la Sala de Instrucción III, compuesta por magistrados diferentes, se pronunciara para zanjar el asunto y definiera de una buena vez sí había impedimento como alegaba la defensa de Uribe o si no lo hay, como alegaban los magistrados investigadores. Este lunes, la Sala negó esa recusación y señaló que no hay impedimento porque los juristas han actuado conforme a sus facultades legales.

(Le puede interesar: Corte Suprema aplaza la indagatoria del senador Álvaro Uribe)

Esta nueva decisión la tomaron los magistrados Eugenio Fernández, José Francisco Acuña y Patricia Salazar. Ahora, la Sala de Instrucción II deberá resolver una petición de nulidad que presentó la defensa del representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada,también investigado en este caso y decidir si acepta como víctima en este caso al senador Iván Cepeda. Cuando esto se resuelva, se procederá a fijar una nueva fecha para la indagatoria de Uribe y de Prada que inicialmente estaban fijadas para el 3 y el 4 de septiembre.

Uibe Vélez es investigado, al igual que el congresista Álvaro Hernán Prada, por supuestamente buscar acercamientos irregulares con el testigo estrella de las investigaciones que se le siguen por presunto paramilitarismo: Juan Guillermo Monsalve. Esta investigación contra Uribe sacudió al país a finales de julio pasado y remite a una vieja pelea entre el expresidente y el senador Iván Cepeda, quien hizo el 17 de septiembre de 2014 un debate sobre el paramilitarismo en Antioquia y divulgó los testimonios de dos excombatientes que hicieron señalamientos al expresidente Álvaro Uribe.

(Le puede interesar: El expediente contra Uribe)

Como se sabe, ese mismo día, Uribe acudió a la Corte y denunció a Cepeda por abuso de función pública, fraude procesal y calumnia. Cuatro años después la Corte se abstuvo de investigar a Cepeda y ordenó hacerlo contra Uribe por manipulación de testigos. Luego, en febrero de este año se abrió otro caso contra el expresidente luego que el abogado Reinaldo Villalba denunciara que Monsalve estaba recibiendo mensajes y visitas de personas con el propósito de que cambiara su testimonio.

Uribe recusó a los magistrados Castro, Barceló y Hernández argumentando que no son imparciales porque fueron los mismos que le archivaron la investigación al senador Iván Cepeda Castro y que compulsaron copias en su contra. En respuesta, los magistrados reiteraron que la Sala "no tenía opción distinta que compulsar copias para verificar la real ocurrencia de tal conducta, determinar las circunstancias de todo orden en que habría sido cometida y si la misma era constitutiva de algún delito".

(Le puede interesar: Las razones de la Corte Suprema para negar la recusación del senador Uribe)

Los juristas indicaron que ese era su deber como servidores públicos. Y aseguraron que, si bien la defensa del senador Uribe puede encontrar ese hecho como una "opinión indeseada" o un "prejuzgamiento", en realidad no lo es. De acuerdo con la Sala, además, compulsar copias apenas es un trámite que da inicio a una nueva investigación en la que se deberá decidir si hay lugar o no a abrir indagación previa en primer lugar.

"Por otro lado, la Corte señaló que no ha buscado que este proceso se convierta en otro caso de "justicia mediática o de opinión". "Defiende con celo su autonomía e independencia y hará lo que corresponde en el marco de la Constitución, la Ley y los principios políticos en que se sustenta el Estado. El senador Uribe Vélez tiene plenas garantías de que así será. Como las ha tenido cuando las decisiones, en otras actuaciones, le han sido favorables", indicaron en su momento los juristas. Ahora, la Sala de Instrucción III les dio la razón y desestimó los argumentos de Uribe.

(Le puede interesar: Las conversaciones claves para la investigación que se adelanta en contra de Álvaro Uribe)

 

últimas noticias