Corte Suprema no llegó a acuerdo para elegir nuevo presidente

Noticias destacadas de Judicial

Los magistrados Jorge Luis Quiroz y Gerardo Botero están en carrera por la Presidencia. Por ahora asumió como presidente encargado José Francisco Acuña.

Para este jueves la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia se citó para tratar de llegar a un acuerdo que permita destrabar las diferencias internas que han impedido elegir siete plazas vacantes y el próximo o próxima Fiscal General de la Nación. En medio de un ambiente enrarecido, los 16 magistrados que hoy tiene el alto tribunal (de 23 en total) intentaron al menos hacer una elección, la de su próximo presidente, pero no lo lograron.

La presidencia en teoría le correspondía al magistrado Jorge Luis Quiroz Alemán, actual vicepresidente, pero el magistrado Gerardo Botero también de la Sala Laboral anunció su interés de llegar a ese cargo. La disputa, que es solo un reflejo de lo quebrada que está la Sala, por disputas entre bloques regionales e intereses particulares, se sometió a votación. Cada uno alcanzó a tener 9 votos contra 7 en blanco. Sin acuerdo, asumió como encargado el magistrado José Francisco Acuña, de la Sala Penal, por orden alfabético.

(En contexto: "No es conveniente que el quórum de la Corte Suprema se desintegre": magistrado Salazar)

La sesión se realizó también en medio de los temores  y cuestionamientos que se han cernido a la Corte Suprema ante la sola posibilidad que el próximo 27 de febrero la Sala Plena quede sin quorum, por la terminación del periodo del magistrado Ariel Salazar de la Sala Civil. El jurista se despidió con una dura carta en la que afirma que en las jornadas de elección ha votado en blanco pero porque hay candidatos a ocupar al Corte que estarían “recomendados” de terceros interesados.

 “(….) una vez elegidas en la Corporación y contrariando claras disposiciones constitucionales, se dedican a practicar y fomentar el turismo judicial y a hacer uso indebido de las facultades electorales atribuidas a la Corte Suprema”, decía la misiva. Salazar además aseguró no tener culpa alguna por la eventual pérdida de quorum. "No es conveniente para el sistema democrático que el quórum  se desintegre, pero ante dicha eventualidad que parece inminente, no acepto tener culpa ni responsabilidad alguna", señaló. 

(En contexto:  El ajedrez de la Corte Suprema para elegir fiscal general)

Se espera que la Sala Plena anuncie si seguirá programando sesiones ordinarias o extraordinarias para destrabar las elecciones. Solo con el Holocausto del Palacio de Justicia la Corte Suprema perdió su quorum, de hacerlo esta vez, sería necesaria la expedición de un decreto presidencial que reduzca el quorum legal y se pueda avanzar en las designaciones.

Comparte en redes: