Corte Suprema ordenó examen sobre salud mental de Aída Merlano

El dictamen fue solicitado por el alto tribunal antes de que Merlano fuera hospitalizada a principios de esta semana. Al mismo tiempo, le negaron una petición de casa por cárcel.

Merlano es procesada por presunto fraude electoral.Archivo El Espectador.

Días antes de que la exscongresista Aída Merlano, procesada por presunto fraude procesal, fuera hospitalizada, la Corte Suprema de Justicia había ordenado que se le realizara un examen sobre su salud mental, ante la petición que había hecho la defensa de Merlano para que se le concediera el beneficio de casa por cárcel o de libertad condicional. El alto tribunal, en la misma providencia, negó la solicitud.

Fueron varios los argumentos hechos por la defensa para solicitar la revocatoria de la medida de aseguramiento. Primero fue la salud de Merlano, pues “la insuficiencia de medios profilácticos en su sitio de reclusión impide que el trámite procesal evolucione con una dimensión humanitaria, por lo que solicita se le otorgue la libertad o al menos sea confinada en su domicilio”.

(Lea aquí: Así fue el fraude electoral de Aida Merlano).

Sobre el trastorno afectivo bipolar (TAB) que padece Merlano, la defensa argumentó genera el riesgo de que se cause daño, por lo que resulta necesario un “control prioritario de consulta y medicación bajo la vigilancia y protección personal”. También dijo que los síntomas, que incluyen componentes ansiosos, depresivos e hipomaniacos, representan un “potencial riesgo suicida”.

Adicionalmente, la defensa de la excongresista, detenida en 2018, argumentó que el paso del tiempo y la salud de Merlano impedirían que ella pudiera incidir, de alguna forma, en las elecciones regionales que se realizarán a finales de año. “La llamada organización criminal liderada por Aída Merlano solo existe como hipótesis de trabajo de la acusación, no como realidad actual fáctica; y la condición psiquiátrica y emocional de la acusada le impide dirigirla”. También señaló que el principal temor estaba, en un principio, en las elecciones presidenciales.

La solicitud también fue hecha con el argumento de que Merlano es madre cabeza de familia. Al respecto, relató que los hechos en los que está involucrada la excongresista han sido el detonante de “padecimientos psicoafectivos en sus hijos Karolyne y Esteban (…) la situación por la que atraviesa su progenitora ha provocado, sobre todo en este último, deserción escolar y refugio en las drogas sicotrópicas, encontrando como único apoyo su hermana mayor, quien a su vez requiere atención sicológica”.

(También: Aída Merlano argumenta problemas psiquiátricos para pedir libertad condicional).

La Corte Suprema de Justicia decidió negar la solicitud de cambiar la medida de aseguramiento de Merlano. Para argumentar su decisión, explicó —en el auto del pasado 8 de marzo— que “la privación de la libertad de la acusada emerge aún necesaria de cara al poder político que tiene de incidir en las contiendas regionales electorales que se avecinan, y de seguir afectando o poniendo en peligro los mecanismos de participación democrática”, de cara a los próximos comicios.

En cuanto a la condición de Merlano como madre cabeza de hogar, el alto tribunal explicó que, debido al poder ostentado por la excongresista, “no se puede colegir que no colocará en peligro a la comunidad, pues (…) nada indica que no obstruirá el debido ejercicio de la justicia”. También expuso que solo uno de los hijos de Merlano es menor de edad y que no se ha “probado que se encuentre en las condiciones extremas de vulnerabilidad”.

“Es incontrastable que los hijos de la acusada no se encuentran en condiciones de total indefensión o abandono, para predicar la necesidad de la sustitución de la detención preventiva por la domiciliaria, pues cuenta con una familia extendida que les puede brindar la asistencia afectiva, moral y psicológica que requieren”, se lee en la decisión de la Corte Suprema.

(Además: Excongresista Aída Merlano permanece hospitalizada en una clínica).

Por último, la Corte Suprema explicó que, para entrar a estudiar la solicitud por los problemas de salud de Merlano, era necesario que Medicina Legal un nuevo examen médico, psiquiátrico y psicológico, pues el presentado por Merlano tiene más de siete meses de antigüedad. La finalidad es “establecer su estado actual de salud tanto física como mental, y si las condiciones en que dice la defensa se encuentra, impide que cumpla la detención preventiva intramuros”.

El pasado martes, Merlano fue trasladada de urgencia por integrantes del Inpec desde la cárcel de El Buen Pastor en Bogotá, en donde se encuentra detenida mientas avanza un juicio en su contra por presunto fraude electoral. Merlano al parecer intentó atentar contra su vida.

844920

2019-03-14T11:14:59-05:00

article

2019-03-14T11:33:31-05:00

lbotero1_940

none

Redacción Judicial

Judicial

Corte Suprema ordenó examen sobre salud mental de Aída Merlano

64

5419

5483