Crean los “Premios Josué Giraldo Cardona” por la defensa de los derechos humanos

En junio de 2014 el Consejo de Estado le solicitó al Centro Nacional de Memoria Histórica y al Comité Cívico por los DDHH de Meta crear un premio para reconocer a las organizaciones o personas, que por su trabajo y actividad contribuyan a la defensa de los derechos humanos.

Fotografía cortesía de la familia de Josué Giraldo y diseño del CNMH

Desde 2016 y por los próximos cinco años, El Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y el Comité Cívico por los Derechos Humanos del Meta realizarán los Premios Josué Giraldo Cardóna para reconocer públicamente a las organizaciones o personas, que por su trabajo y actividad aporten en gran medida a la defensa de los derechos humanos.

Asimismo, también se premiará a estudiantes de pregrado que hayan escrito una tesis sobre la Unión Patriótica (UP) y Derechos Humanos para que puedan realizar una maestría o doctorado en cualquier universidad pública del país.

El 26 de junio de 2014 el Consejo de Estado, además de pedirle al CNMH y al Comité Cívico organizar el evento, también le solicitó a la Policía y a la Unidad Nacional de Protección que financiara los premios para honrar a las víctimas del genocidio de la UP en los llanos orientales. La Fuerza Pública y el DAS fueron hallados culpables por el alto tribunal ya que, a pesar de las denuncias que hizo ante las autoridades su esquema de seguridad le fue suspendido.

Posteriormente se concocieron los nexos entre el Ejercito y el grupo paramilitar de los Carranceros para acabar con la vida de Giraldo Cardóna. En dicho pronuniciamiento, del alto tribunal, además  de condenar al Ministerio de Defensa a pagar 4000 millones a la familia del líder del Meta, declaró el asesinato del líder de la UP como un crimen de lesa humanidad.   

La entrega de los galardones se realizará durante el primer semestre de 2017, también consta de un apoyo económico de cien salarios mínimos para la organización que se destaque en la promoción de los derechos humanos en la Orinoquía colombiana y una beca para cursar un postgrado, maestría, doctorado o postdoctorado, en la universidad pública que se escoja, premiando la mejor tesis sobre defensa de DD.HH. y el exterminio de la Unión Patriótica.

El Espectador se comunicó con Juan Eugenio Guerrero, amigo y compañero de Josué Giraldo en el Comité Cívico y quien acompaño en sus ultimos años de vida investigando y denunciando las desapariciones forzadas y los nexos entre la Fuerza Pública y los paramilitares en el Meta. "La creación de este premio es una gota de justicia en un mar de impunidad, sin embargo, reconocemos el acto valeroso del Consejo de Estado. Seguimos esperando que se haga justicia. Hasta ahora no conocemos quienes fueron los determinadres del asesinato de Josué", le aseguró a este diario Guerrero.

¿Quién fue Josué Giraldo Cardóna? 

Fue un líder de la Unión Patriótica en el Meta y creador del Comité Cívico de derechos humanos de aquel departamento. Como principal vocero de aquella organización social  denunció los grupos paramilitares en Colombia volviendose en una piedra en el zapato para dichos grupos al margen de la ley. Giraldo Cardona, además de activista político y defensor de los derechos humanos, también fue juez de ejecuciones fiscales y gerente de la Empresa de Licores del Meta.

Giraldo Cardóna, en su labor de defensor de derechos humanos intervino en febrero de 1996 en el Parlamento Europeo para denunciar la estructuración y accionar del paramilitarismo en Colombia. Igualmente, participó en el 51 y 52 períodos de sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, reclamando con las onegés colombianas e internacionales que se tomaran las medidas adecuadas por la comunidad internacional para ayudar a superar la crisis humanitaria en Colombia.

El líder social, luego de recibir varias amenazas y ser victima de un atentado en Pensilvania (Caldas), región de donde era oriundo, fue asesinado en Villaviciencio el 16 de octubre de 1996, mientras compartía con su familia. Desde 1994, el grupo paramilitar Serpiente Negra, comunmente conocido como los Carranceros, realizó una ofensiva en el Meta contra la población de la región del Alto Ariari y en específico, contra el Comité Cívico de Derechos Humanos del Meta. Esta asociación fue desterrada de la región en febrero de 1995 y todos sus miembros amenazados de muerte.