"Crimen de Rodrigo Lara Bonilla sigue en la impunidad"

El hijo del exministro de Justicia aseguró que después de 30 años la investigación ha logrado muy pocos avances.

El hijo del exministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla aseguró que 30 años después del crimen de su padre el crimen todavía sigue en la impunidad, puesto que no se han logrado mayores resultados por parte de las autoridades para identificar y establecer los autores materiales e intelectuales del hecho.

Para el electo representante a la Cámara, Rodrigo Lara Restrepo, en todo este tiempo solamente han sido condenados el sicario y el conductor. Sin embargo después del asesinato del juez que llevaba el caso en 1985, las investigaciones se frenaron y no han logrado mayores avances.

“Asesinaron al juez que llevaba el caso Tulio Manuel Castro Gil y asesinaron al coronel Jaime Ramírez director de Antinarcóticos como forma de silenciar a la justicia", precisó Lara Restrepo en el marco del homenaje que se le adelantó este viernes a la memoria y obra de su padre en el Ministerio de Justicia.

Para el congresista de Cambio Radical es evidente que el crimen fue ordenado por el jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, sin embargo para su ejecución se contó con la omisión de varios dirigentes políticos.

En su intervención le pidió al fiscal que lleva el caso que en los próximos días lo cite con el fin de presentar y aportar más pruebas con el fin de esclarecer los hechos.

Los cuestionamientos a Uribe Vélez

Para Lara Restrepo, existen varias pruebas que permiten inferir que el expresidente de la República, Álvaro Uribe Vélez apoyó al Cartel de Medellín, cuando fungía como director de la Aeronáutica Civil,

"Lo que pasa es que el entorno político de ese cartel de Medellín sigue vivo (…) Ese cartel consolidó una gran industria en ‘Tranquilandia’, en donde se exportaba desde el departamento de Caquetá esas grandes cantidades de cocaína en las que se necesitaban algo más que aviones comerciales. Se necesitaban avionetas y esas avionetas fueron entregadas entre 1980 y 1982 por Álvaro Uribe", señaló.

Igualmente aprovechó la oportunidad para cuestionar al ahora senador elector José Obdulio Gaviria, al considerar que tiene nexos y amistades de antaño con las personas que ordenaron el crimen de su padre y las personas a las que él le dedicó la guerra por el tráfico de drogas.

"El problema de José Obdulio Gaviria no es que sea primo de Pablo Escobar quien también está involucrado en estos hechos. El problema es su cercanía y relación con varios de los integrantes de ese cartel (…) Su problema es que él ha continuado su cercanía con esos hilos de amistades políticas y al tiempo de narcotraficantes y que nunca se ha desligado de ese medio en el que creció", manifestó.