Crimen de Yuliana Samboní: Rafael Uribe Noguera pidió perdón

El próximo 29 de marzo se conocerá el monto de la condena en contra del arquitecto quien aceptó su responsabilidad en los delitos de feminicidio agravado, acceso carnal violento y secuestro agravado.

El juzgado 35 de conocimiento de Bogotá fijó para el próximo 29 de marzo la audiencia en la que se dará a conocer el monto de la condena en contra de Rafael Uribe Noguera. En la diligencia judicial celebrada este miércoles el arquitecto aceptó su responsabilidad en el secuestro, violación y homicidio de la menor Yuliana Samboní en hechos registrado el 4 de diciembre.

Trascendió que en la audiencia reservada Uribe Noguera, vía teleconferencia, les pidió perdón a los padres de la niña de siete años que se encontraban en la sala 508 del complejo judicial de Paloquemao. Igualmente pidió perdón a sus familiares, a Dios y a la sociedad en general. (Ver Padres de Rafael Uribe Noguera se negaron a declarar ante la Fiscalía)

El procesado aseguró que los hechos se presentaron en un momento de arrebato y locura ocasionado por las drogas. Y le pidió a la jueza de conocimiento que las próximas audiencias se realicen vía teleconferencia puesto que no quiere asistir presencialmente a las diligencias judiciales. (Ver Rafael Uribe Noguera aceptó ante la Fiscalía que mató a Yuliana Samboní)

Sin embargo, esta solicitud de perdón y los detalles entregados por la Fiscalía General en la lectura del escrito de acusación sobre el secuestro y asesinato de la niña de siete años fueron demasiado para Nelly Muñoz, madre de Yuliana, quien se desmayó. Esto obligó a que se suspendiera la audiencia mientras era atendida por los paramédicos. 

Pese a su aceptación de cargos el procesado no podrá gozar ningún tipo de rebaja en la pena puesto que la ley que sancionó el feminicidio en Colombia prohíbe cualquier tipo de beneficio judicial. Uribe Noguera aceptó su responsabilidad en los delitos de feminicidio agravado, acceso carnal violento y secuestro agravado. (Ver ¿Quién es Rafael Uribe Noguera, señalado por el feminicidio de Yuliana Samboní?)

En el escrito la fiscal especializada del caso le solicitó a la jueza de conocimiento que emita una pena de 60 años de prisión. Petición que fue avalada por la abogada de los familiares de Yuliana que exigen se deje un precedente frente a este tipo de conductas que afectan a los niños, sujetos de especial protección, y a las personas vulnerables. 

El crimen

"Rafael Uribe Noguera, acabó con la vida de la niña Yuliana Samboní el 04 de diciembre de 2016, una menor víctima de desplazamiento forzado, de tan solo 7 años de edad, que residía en una zona marginal de la ciudad de Bogotá, condición que fue aprovechada por el autor para perpetrar el crimen. Haciendo uso de su fuerza y superioridad, sustrajo a la niña, desplazándola hasta un apartamento de su propiedad, donde horas más tarde fue hallada muerta por estrangulamiento y sofocación".

De esta forma, la Fiscalía General describió la participación del acusado. Las pruebas documentales y testimoniales recolectadas durante la investigación permiten verificar su responsabilidad directa en todos estos hechos: secuestro, violación y homicidio. "El delito más grave es el atentatorio contra la mujer por el hecho de ser mujer".

Sostuvo la delegada del ente investigador que las pruebas documentales recolectadas y los testimonios de peritos permiten establecer la violencia con la que actuó el procesado contra la menor de edad, reseñando que en su cuerpo se encontraron muestras de abuso sexual, lesiones en la espalda y rostro -producidas por golpes directos- y moretones en sus manos y brazos causados cuando intentaba defenderse de su agresor.

"De los elementos materiales probatorios allegados a la acusación se infiere que el señor Rafael Uribe Noguera es un hombre de 38 años que se aprovechó de las condiciones de ventaja que tenía a su favor, para doblegar a una niña indefensa que, de manera nnatural y espontánea jugaba en la calle, frente a su casa, sin un adulto que la protegiera, y siendo tan pequeña, el acusado utilizó su fuerza para someterla y poderla sustraer de aquel sitio, quedando la víctima a la tutela del agresor", precisó. 

 

Temas relacionados