Fiscal General también apoya el Proyecto del Ley

“Crisis carcelaria es síntoma de una justicia penal que requiere intervención”:Minjusticia

Entre los cambios que propone el Proyecto de Ley 014 de 2017 está la suspensión condicional de la pena para las personas que sean condenadas por delitos menores relacionados con narcotráfico.

Enrique GIl Botero reiteró la importancia de tener un derecho penal para solucionar los conflictos que difícilmente puedan tener una solución que sea distinta a la penal.Archivo El Espectador.

Durante el debate de control político realizado este martes en la Comisión Primera del Senado, el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, expuso ante los asistentes el Proyecto de Ley 014 de 2017 que busca fortalecer la política criminal y penitenciaria. Allí, Botero aseguró que su cartera trabaja en pro de una política criminal que garantice derechos y libertades propios de un Estado democrático.

"Tenemos la necesidad de un uso más racional de la prisión, que no sea visto ni llamado como excarcelación masiva. Este proyecto es el producto de un trabajo juicioso en los centros de reclusión, que expresa que deben existir nuevas alternativas que promuevan la empatía del delincuente con su víctima y el resarcimiento del daño causado", sostuvo Gil Botero. (Le podría interesar: Crisis carcelaria: un mal incurable)

El ministro de Justicia se refirió a las principales modificaciones que este proyecto propone en relación con el régimen de libertad y el tratamiento penitenciario, tales como el trabajo de utilidad pública, los subrogados penales y beneficios administrativos, la fórmula de redención de la pena y la reforma a algunos delitos en el Código Penal vigente. Al respecto, el ministro dijo que las personas condenadas podrán (con su consentimiento) reemplazar la ejecución de su pena por la prestación de servicios en favor de la comunidad.

"Este proyecto propone que, solo por una vez, quienes sean condenadas por delitos menores relacionados con narcotráfico puedan ser beneficiadas con la suspensión condicional de la ejecución de la pena. Nuestro deber será garantizar que no reincidan en estas conductas. En ningún momento se ha querido dejar sin protección los intereses de la ciudadanía, la sociedad y el Estado", dijo el ministro Comisión Primera del Senado.(Le podría interesar:Por crisis carcelaria, Fiscalía suspende órdenes de captura en Medellín)

En el debate también se dieron a conocer algunos de los delitos que se proponen descriminalizar: injuria, calumnia, inasistencia alimentaria, fraude mediante cheque, daño en bien ajeno, la obstrucción de vías que afecten el orden público, entre otros delitos. Sobre la inasistencia alimentaria, Gil Botero manifestó que " el cumplimiento de esta obligación no quedará impune, por el contrario, se fortalecerá con sanciones drásticas".

El ministro Gil Botero reiteró la importancia y trascendencia de tener un derecho penal para solucionar los conflictos que difícilmente puedan tener una solución que sea distinta a la penal. "El derecho penal debe ser usado como último ratio", concluyó en su intervención. (Lea: Por crisis carcelaria, trabajadores cerraron Palacio de Justicia de Bucaramanga)

“Necesitamos una política criminal humanista”: Fiscal General

Por su parte, el fiscal General, Néstor Humberto Martínez, expresó que la fiscalía acompaña este proyecto de ley, que no busca de ninguna manera desocupar las cárceles del país, sino "una política criminal humanista”. Con la aprobación de este proyecto, Mantínez Neira dijo que el ente investigador “podría trabajar realmente en lo que le compete".