Medicina Legal emitió informe sobre muerte de Cristina Guarín

Luego de nueve meses de que se encontraran los restos de la mujer, Medicina Legal determinó en su último informe que Guarín no murió calcinada sino por una lesión en una vértebra que pudo ser ocasionada por "mecanismo de alta energía".

Tras nueve meses de espera y de peleas entre la Fiscalía y las familias de Luz Mary Portela, Lucy Amparo Oviedo y Cristina del Pilar Guarín (consideradas como desaparecidas desde el holocausto del Palacio de Justicia en 1985) para que les devolvieran los restos luego de que fueran encontrados en octubre pasado, el Instituto de Medicina Legal dio a conocer un informe en el que se establece que la manera de muerte de Cristina del Pilar Guarín fue homicidio. (Lea: “En la tumba de mi mamá no había ninguna falda escocesa”)

En octubre de 2015 la Fiscalía anunció que en el cementerio Jardínes de Paz, al norte de Bogotá, habían sido hallados los restos de Cristina Guarín y Luz Mary Portela en las tumbas de dos víctimas del Palacio de Justicia. Asimismo, que en las cajas con restos que quedaron de las exhumaciones adelantadas en el Cementerio del Sur en 1998 estaba el cuerpo de Lucy Amparo Oviedo. Las familias exigieron la devolución inmediata pero la Fiscalía se negó, pues aún no habían culminado los análisis que permitieran concluir la forma en que murieron.

La revista Semana publicó el informe que se practicó a los restos de Cristina Guarín. La conclusión principal de Medicina Legal es que la mujer no murió calcinada -como lo planteó el exdirector de Medicina Legal, Máximo Duque -, sino que fue por una fractura en la tercera vértebra, provocada “por mecanismo de alta energía” que probablemente la dejó inmóvil.

“Se encontraron lesiones traumáticas antemortem, consistentes en fractura completa del cuerpo de la tercera vértebra dorsal por mecanismo de alta energía, lesión que implica necesariamente un trauma grave que inmoviliza el cuerpo y que sin atención médica adecuada puede causar la muerte. Adicionalmente se encontró que la mayoría de las estructuras óseas presentan fracturas por exposición al calor, cambios de coloración por carbonización y calcinación (…) Probablemente las fracturas por exposición al calor se generaron debido a la exposición posmortem del cuerpo al fuego”, se lee en el informe.

En el caso de Cristina Guarín, Medicina Legal estableció que con el cuerpo se encontraron también dos fragmentos de plomo. “Se recuperaron mezcladas con las estructuras óseas y los restos de tejido blando carbonizados un proyectil (no percutido por arma de fuego) que, según informe de balística, se desprendió de la vainilla por exposición a altas temperaturas. Adicionalmente se recuperaron dos fragmentos de proyectil de arma de fuego y un fulminante”.

Si bien el informe de necropsia no determina la causa de muerte, Medicina Legal sí dijo que la manera de muerte (las circunstancias en que se produjo la causa de la muerte) fue un homicidio. Explicó en que la fractura de la tercera vértebra fue un trauma dorsal o abdominal provocado por mecanismo de alta energía. Ese tipo de mecanismo incluye la caída de una altura considerable, explosiones y hasta lesiones con armas. Medicina Legal, sin embargo, no lo pudo especificar.

Partes del cuerpo de Cristina Guarín, quien murió siendo empleada de la cafetería del Palacio de Justicia, fueron encontrados en la tumba en la que también había restos de Marina Isabel Ferrer, quien murió igualmente en el holocausto del Palacio. 

 

*Nota del editor: inicialmente se había dicho en este artículo que Cristina Guarín había muerto por disparos. Esa versión fue corregida con los detalles del informe de Medicina Legal.