Cruz Roja entregó restos de militares caídos en avión

Sobre las once de la noche llegarán los cuerpos a Medicina Legal en Bogotá.

La Cruz Roja Internacional entregó a las autoridades los cuerpos de los tripulantes del avión Súper-Tucano, el cual cayó en zona montañosa del departamento del Cauca. Hasta el momento no se ha establecido cuales fueron las causas de la caída.

"Los restos mortales de los dos tripulantes del avión de la Fuerza Aérea ya fueron entregados por el CICR a las autoridades en Popayán", ciudad ubicada 650 km al suroeste de Bogotá, indicó el Comité Internacional de la Cruz Roja en su cuenta oficial de Twitter.

Poco antes, Erika Tovar, representante del CICR en la zona, había dicho a la AFP que una delegación de ese organismo humanitario había recuperado los dos cuerpos para entregarlos a las autoridades militares.

Los dos militares, que volaban en un Súper-Tucano de fabricación brasileña, fueron dados por desaparecidos el miércoles.

"Tenemos los dos cuerpos, uno lo entregó la guerrilla y el otro los bomberos", dijo Tovar vía telefónica.

Las Farc afirmaron que habían derribado la aeronave, al mostrar a un grupo de periodistas los restos del aparato junto al cuerpo del copiloto que delegados del CICR fueron a recoger en la zona de Jambaló, norte del departamento de Cauca.

El cuerpo del segundo tripulante fue encontrado en otro lugar cercano por los bomberos locales, que también se lo entregaron a los delegados del CICR, explicó Tovar.

Las autoridades colombianas aún no han informado cómo se produjo la caída de la aeronave, que apoyaba combates del Ejército contra la guerrilla al tiempo que el presidente Juan Manuel Santos cumplía una visita al departamento del Cauca, una de las zonas donde es más intenso el conflicto armado interno.

"La verdad es que no sabemos todavía qué pasó. Pero es muy improbable que el avión haya sido derribado por la guerrilla porque no tiene la capacidad para hacerlo", aseveró el mandatario.

En tanto, el comandante de la Fuerza Aérea, general Tito Pinilla, anunció el inicio de una investigación. "Lo que tenemos es un avión accidentado e iniciaremos la investigación de por qué sucedió. Hay otra versión, que es de los terroristas, que dicen haber hecho esto. Colombia sabe cuántas veces han mentido. No hay nada concreto. Las FARC quieren aprovechar la situación del Cauca y sacar ventaja", dijo Pinilla.

Capaz de viajar a una velocidad promedio de 550 km por hora, el Supertucano solo podría ser derribado por misiles tierra-aire.

Santos realizó el miércoles un consejo de ministros en la población de Toribío, que el fin de semana sufrió hostigamientos por parte de las FARC.

Los hostigamientos de las FARC contra Toribío dejaron el fin de semana ocho personas heridas.

La comunidad ha pedido que salgan del pueblo tanto la policía como los militares y se deje la seguridad a cargo de la guardia indígena, pues asevera que la fuerza pública ha fallado en protegerles.

Sin embargo, el presidente descartó de plano esa posibilidad. "Nosotros también estamos cansados de la guerra, pero por ningún motivo podemos desmilitarizar un solo centímetro de nuestro territorio", respondió Santos al terminar la reunión de gobierno.

Cientos de indígenas realizaron este jueves en la zona de Toribío acciones de rechazo a la presencia militar, al derribar antenas de comunicaciones y cubrir trincheras, indicó Carlos Andrés Alfonso, representante de la comunidad.