Cuerpos de los 17 militares muertos en accidente aéreo no presentan heridas por armas de fuego

Así lo determinó el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

“La causa de la muerte corresponde en todos los casos a múltiples lesiones correspondientes a politraumatismo severo asociado a fenómenos de desaceleración”. Esta es la conclusión de la necropsia practicada a los cuerpos de los 17 militares que fallecieron en el accidente aéreo registrado el pasado lunes en zona rural del municipio de Pensilvania (Caldas).

El director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés explicó que tras el procedimiento hecho por un grupo de expertos de forenses, radiólogos y patólogos a las víctimas mortales de la colisión del Helicóptero MI17. Los cuerpos ya fueron entregados a sus familiares.

“Fracturas a nivel de cráneo, a nivel de columna vertebral, fracturas de pelvis y fracturas de huesos largos. No hay ningún signo de que se hubiera incendiado la aeronave, ni signos de explosión, ni hay signos o lesiones por paso de proyectiles de armas de fuego”, precisó.

En el dictamen médico revelado en la mañana de este jueves se revela que los cuerpos estaban impregnados con gasolina, algunos de ellos presentaban algunos signos de quemaduras químicas, pero “no por quemaduras por llamas”.

Es decir, la muerte inmediata de los ocupantes de la aeronave se registró por la violencia del golpe.“Politraumatismos severos: fracturas a nivel de cráneo, cara, columna vertebral, tórax, nivel de columna torácica".

Ahora serán los investigadores del Ejército Nacional los encargados de determinar si el accidente fue producto de una falla técnica en el helicóptero.