Daniel Díaz, fiscal del cartel de la hemofilia, fue enviado a la cárcel La Picota

El juez segundo de garantías de Bogotá consideró que la captura de Daniel Fernando Díaz Torres cumplió los requisitos de ley y permanecerá recluido en el patio de servidores públicos mientras avanza la investigación en su contra.

El juzgado segundo penal de garantías de Bogotá envió al patio de servidores públicos de la cárcel La Picota a Daniel Fernando Díaz Torres, exfiscal de la Unidad Anticorrupción, quien es investigado por incurrir en presuntos actos de corrupción dentro del proceso conocido como el cartel de la hemofilia, en el departamento de Córdoba. El exfiscal es investigado por los delitos de concierto para delinquir y cohecho propio. (Le podría interesar: Orden de captura contra el fiscal Daniel Díaz, involucrado en cartel de la hemofilia)

En contra de Díaz Torres pesaba una orden de captura emitida en abril del año pasado por el juzgado 15 de conocimiento de Bogotá. Este despacho, a su vez, le revocó la libertad que le había concedido el juzgado 76 de garantías que determinó que el exfuncionario, en la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento en octubre de 2017, no representaba un peligro para la sociedad.

“Se puede verificar el respeto a los derechos y garantías fundamentales de la persona capturada”, precisó el juez quien, además, dijo que los tiempos en que fue capturado y puesto ante las autoridades cumplen los requisitos de ley. “De acuerdo a lo que se ha expuesto, se impartirá legalidad del procedimiento de captura adelantado respecto del señor Daniel Fernando Díaz Torres”, agregó el juez. (Lea también: Las pruebas de la Fiscalía en contra de Daniel Díaz, fiscal del cartel de la hemofilia)

Cuatro meses atrás, Díaz Torres y José Jaime Pareja, exsecretario de salud de Córdoba y quien es investigado por estos mismos hechos, negaron su participación en el cartel de la hemofilia. Según la Fiscalía, funcionarios y exfuncionarios de ese departamento se favorecieron por las acciones desplegadas por estas personas. Entre los beneficiados, precisó la Fiscalía, se encuentra el exgobernador Alejandro Lyons, el actual gobernador Edwin Besaile y el exsenador Musa Besaile.

La Fiscalía aseguró, en este proceso, que sus sospechas de que algo no estaba bien en la Gobernación de Córdoba aparecieron en 2016 cuando la fiscal Martha Sepúlveda, quien investigaba el cartel de la hemofilia, comenzó a recibir “presiones indebidas” tres meses después de que el exfiscal Luis Gustavo Moreno, hoy en el pasillo de extradición, se posesionara como jefe de la Unidad Anticorrupción. (Lea: En libertad fiscal del 'cartel de la hemofilia')

De acuerdo con los hallazgos del organismo investigador, el propósito de Moreno era, a través de comités técnicos, “desplazar y reemplazar el equipo de trabajo” que lideraba la fiscal Sepúlveda para que Díaz quedara liderando la investigación. Ahora, mientras avanzan las investigaciones, el exfiscal Díaz Torres tendrá que seguir detenido mientras se resuelve su situación en este caso. El exfuncionario se presentó en la mañana de este lunes, 12 de febrero, en la estación de Policía de Los Mártires, en virtud de la orden de captura.