¿De dónde sacará Lyons los $4.000 millones de reparación que le exige la Fiscalía?

Según el organismo investigativo, él habría malversado más de $10.000 millones como gobernador, pero tendría que entregar menos de la mitad gracias a su negociación con la justicia.

Alejandro Lyons fue mandatario de Córdoba entre 2012 y 2015. Foto: Gobernación de Córdoba.

El exgobernador Alejandro Lyons, a quien la Fiscalía le va a imputar 20 cargos el próximo 3 de octubre relacionados con malos manejos de los recursos de Córdoba mientras fue su gobernador entre 2012 y 2015, está en acercamientos con el organismo investigativo. Así lo confimó esta semana la vicefiscal, María Paulina Riveros. Lo que eso significa es que Lyons está entregando —y va a entregar más— información clave sobre la corrupción en Córdoba y el asunto de los exmagistrados de la Corte Suprema, a cambio de salvarse el pellejo. 

(En contexto: Investigación contra Gustavo Moreno por corrupción aterrizó en la Corte Suprema)

Lyons logró darle un giro de 180º a su caso cuando, tras huir en abril pasado a Miami antes de que la Fiscalía hiciera la imputación de cargos, denunció ante la DEA que el entonces jefe anticorrupción de la Fiscalía, Gustavo Moreno, le estaba pidiendo dinero a cambio de obstruir las investigaciones en su contra. Volverse informante de la DEA puso a Lyons en una posición privilegiada, al punto que el gobierno estadounidense le solicitó a la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez que la imputación de cargos contra Lyons sea virtual, pues su colaboración allá aún es requerida. 

¿Y el dinero? 

El pasado miércoles 16 de agosto, la vicefiscal Riveros afirmó que los acercamientos con Lyons llevan ya varias semanas. Dijo, asimismo, que el organismo y el exgobernador han "llegado a algunos acuerdos preliminares" sobre tres puntos claves, siendo el primero la "devolución de dinero con fines de reparación". La vicefiscal señaló que la cifra aproximada que tendría que reintegrar Lyons para obtener beneficios penales —que se entiende principalmente como rebaja de pena— es de $4.000 millones. 

Se trata de menos de la mitad del dinero que se habría malversado a través de anomalías cometidas en el sistema general de regalías del Fondo de Innovación, Ciencia y Tecnología de Córdoba. En mayo, cuando la Fiscalía anunció que la imputación de cargos a Lyons era un hecho, señaló que la investigación en su contra tenía que ver con más de $10.000 millones que "habrían sido canalizados indebidamente a través de convenios celebrados con entidades sin ánimo de lucro durante su administración en el periodo 2012-2015".

El Espectador revisó los bienes que figuran en registros de instrumentos públicos a nombre del exgobernador de Córdoba, con el propósito de tratar de establecer con qué podría respaldar el acuerdo que está tejiendo con la Fiscalía. El panorama, sin embargo, no pinta bien por esa ruta. Según los documentos oficiales, a nombre de Lyons sólo ha figurado un apartamento, con garaje y depósito escriturados, en el exclusivo sector de Chicó Navarra, norte de Bogotá. La compra se registró en 2009 por $240 millones, el 6% de lo que ahora debe entregarle a la Fiscalía. 

Pero ese apartamento ya no es suyo. Como bien lo divulgaron varios medios de comunicación hace unos meses, Alejandro Lyons se lo vendió en 2016 a Álvaro José Lyons Villalba, en una transacción registrada en la Notaría Octava de Bogotá por $397 millones. En mayo de este año, Lyons Villalba le dijo a El Tiempo que ese apartamento se lo había dado Lyons para saldar un pago de honorarios que Lyons le debía, y negó que fueran parientes. 

(Le puede interesar: El “dossier” del político que hundió al fiscal anticorrupción)

Este diario buscó también inmuebles a nombre de Johanna Elías Vidal, la esposa de Lyons, cuyo embarazo en riesgo fue el motivo que dio oficialmente el exgobernador para viajar a Estados Unidos justo antes de que la Fiscalía le imputara cargos. A nombre de Elías Vidal no aparece ninguna propiedad registrada. 

Ella, por estos días, siente el peso de la justicia por punta y punta: a su esposo le espera una imputación múltiple de cargos en Colombia por el despilfarro de las regalías en Córdoba y su hermano, el senador Bernardo Elías, fue capturado hace una semana en medio del escándalo de corrupción de Odebrecht. El jueves 10 de agosto, día en que llegó el director nacional del CTI a casa del senador Elías a arrestarlo, su hermana Johanna dejó un mensaje público para él: 

 

 

Por ahora, lo que se sabe de los acercamientos entre Alejandro Lyons y la Fiscalía es que los beneficios llegarán para él si acepta cumplir cierto tiempo en prisión en Colombia, si sirve como testigo de cargo en procesos no sólo contra Gustavo Moreno y Leonardo Pinilla, quienes presuntamente le pidieron el soborno, sino también contra los exmagistrados de la Corte Suprema José Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte, supuestos promotores de la red de corrupción en la que también habrían estado involucrados Moreno y Pinilla. 

"Ya hemos recibido alguna información de la que el señor Lyons tuvo conocimiento. Por el momento, por supuesto, esa información es reservada  y se conocerá en el seno de las audiencias públicas", dijo la vicefiscal Riveros. Y añadió: "No puedo confirmar en este momento qué procesos cobijaría pero la intención es que el señor Lyons ofrezca colaboración con la información que tenga sobre todos y cualquier hecho de corrupción en el departamento de Córdoba". 

Por último, claro, está el asunto del dinero para reparación. Lo que se sabe hasta ahora es que Lyons, testigo de cargo tanto en Colombia como en Estados Unidos, podría terminar entregando mucha menos plata de la que, se supone, malversó como gobernador de Córdoba. Y que no tiene bienes, al menos no a nombre propio, para darle al Estado y responder por esta deuda que adquiriría con la justicia.