Decisión del tribunal de Sucumbíos es absurda: Angelino Garzón

El vicepresidente fue el primero en reaccionar ante la orden de captura que emitió la justicia de Ecuador en contra del general Óscar Naranjo.

El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, fue el primer funcionario del gobierno en reaccionar ante la decisión de una corte ecuatoriana en contra de de seis oficiales colombianos para que comparezcan a una audiencia por presunto asesinato, a raíz de la incursión contra las Farc en Ecuador en 2008.

El actual director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, es el oficial activo de más alto rango de la orden de captura que emitió ese tribunal.

“Lo que estaba haciendo el general Naranjo era luchar contra la corrupción y organizaciones en contra de la democracia, así que esa decisión es absurda”, manifestó el vicepresidente Garzón este viernes.

Los acusados son el actual director de la Policía colombiana, general Oscar Naranjo, y los antiguos mandos de las Fuerzas Militares, Freddy Padilla; el Ejército, Mario Montoya; la Marina, Guillermo Barrera; y la Fuerza Aérea, Jorge Ballesteros, además del coronel Camilo Álvarez.

“Es un absurdo esa decisión del tribunal de Sucumbíos y obviamente que el Gobierno de Colombia tiene que enfrentar esta situación”, agregó Garzón.

A fines de junio pasado la Corte Provincial de Justicia de Sucumbíos llamó a juicio a los seis oficiales bajo el cargo de asesinato, al tiempo que se abstuvo de acusar al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, por ese delito.

Santos era ministro de Defensa en el momento de la incursión colombiana en la que fueron abatidas 25 personas, entre ellas 'Raúl Reyes', quien era el número dos de las Farc, además de un ecuatoriano. La Corte determinó en esa ocasión que existían "presunciones graves y fundadas sobre la existencia del delito y participación de los procesados en calidad de autores".

El gobierno de Colombia aseveró entonces que desestimaba "las acciones y la competencia de autoridades judiciales extranjeras en contra de quienes libraron una operación legítima en defensa de la seguridad nacional y de la población civil", según la cancillería.

A raíz del ataque en Angostura (Sucumbíos) Ecuador rompió relaciones con Colombia, pero éstas fueron restablecidas plenamente el pasado 26 de noviembre.